Inicio Aduanas y Comercio Exterior La importancia del plan de cuentas

La importancia del plan de cuentas

Plan de cuentas.
El plan de cuentas es un listado en el cual se detallan las cuentas que sean
necesarias para registrar todos los hechos contables. Se trata de un orden
sistemático de todas las cuentas que forman parte del sistema contable.
Generalmente el plan de cuentas esta complementado con un manual de
cuentas, el que presentas las instrucciones necesarias para la utilización de las
cuentas que forman parte del sistema contable de la organización.
Este plan de cuentas, brinda una estructura básica para que la organización del
sistema contable sea sencilla para obtener la información necesaria.
Un plan de cuentas debe cumplir con ciertos requisitos, como:
 La homogeneidad
 La integridad (en el cual presenta todas las cuentas que sean
necesarias)
 La sistematicidad (mantener un orden)
 La flexibilidad (poder agregar nuevas cuentas)
Por otro lado, es importante remarcar que, a la hora de elaborar un plan de
cuentas, se debe utilizar la terminología clara para designarle a cada cuenta y
que se parta desde lo mas general, hasta lo más particular.
Finalidades y Procedimientos
Dentro las finalidades que tiene un plan de cuentas, podemos mencionar:
 El cumplimiento de los objetivos planteados por la contabilidad
 Plasmar toda la información referida a los objetivos
 Facilitar el control de todos los ingresos y egresos
 La provision de unos registros contables que faciliten la imputación
Para que un plan de cuentas se realice de la forma adecuada se debe realizar
una correcta sistematización de los datos, que tenga una flexibilidad de tal
manera, que permita que en un futuro se puedan agregar nuevas cuentas.
Además, se debe hacer con la suficiente claridad como para que otros usuarios
puedan comprender lo que se ha plasmado en ellas. Es fundamental tener en
cuenta que lo que se persigue en este documento es facilitar la lectura de cada
una de las cuentas. Muchos sistemas vienen provistos por un esqueleto que
permite ordenar los diferentes datos y agruparlos tomando en cuenta la
codificación que los distingue a cada uno de ellos.

Dentro de los planes de cuenta existen distintos conceptos que ayudan a
comprender la forma en la que se desarrollan.
 Las disponibilidades que hacen referencia a cuál es la existencia del
dinero, cheques, los depósitos bancarios y todo lo que tenga que ver con
el efectivo o líquido.

 Los créditos que son los derechos que la empresa tiene sobre los
terceros y son aquellos que le permiten percibir las determinadas sumas
de dinero, bienes o servicios.
 Los bienes de cambio, que son aquellos bienes que son obtenidos a
partir de una venta o una comercialización de bienes producidos por la
propia organización

 Los bienes de uso son los que entran todos los elementos que son
utilizados para realizar la actividad principal de la empresa, estos deben
tener una vida útil superior a un año y no deben estar destinados a la
venta.

Diagramación de cuentas.
Una cuenta es un registro donde se identifican y anotan, de manera
cronológica, todas las operaciones que transcurren en el día a día de la
empresa. Cada operación de nuestra empresa se registra mediante la creación
de un asiento contable, donde se hace un apunte en una cuenta contable en él
debe, y otro apunte en otra cuenta contable en el haber.
La cuenta es el componente más elemental y básico de la Contabilidad. Es
como una ficha de anotación individual donde se anotan todos los movimientos
económicos (contables) como sucede, por ejemplo, en las cuentas de: CAJA,
CLIENTES, BANCOS, etc.
La denominación que la contabilidad le da lugar es donde se acumulan los
valores que se reciben (El Debe) y los valores que se entregan (El Haber)
Las cuentas se clasifican en reales o de balance, nominales o de ganancias y
pérdidas, y de orden. El siguiente diagrama ilustra la clasificación de las
cuentas:

La representación de las cuentas reales se refleja con valores tangibles, son
temporales porque forman parte del balance general de la empresa. Las
cuentas reales, pueden ser de Activo, Pasivo o Patrimonio.
Activo
Este representa todos los bienes y derechos que sean apreciables en dinero, con propiedad de
la empresa. Bienes se entiende por el dinero en caja o en bancos, en mercaderías, los muebles
y los vehículos, y también por las cuentas a cobrar y por los créditos a favor
Características: Entre las principales características de los activos, tenemos
 Estar en capacidad de generar beneficios o servicios.
 Estar bajo el control de la empresa.
 Generar un derecho de reclamación.
Estas cuentas empiezan a aumentar su movimiento con el debe y disminuyen o
se cancelan por el Haber.
Pasivo
La cuenta de pasivo representa las obligaciones que contrae la empresa para
su cancelación en un futuro. Son aquellas deudas que se debieran pagar por
cualquier concepto.
Características: Entre las principales características de los Pasivos, tenemos:
 La obligación tiene que haberse causado, lo cual implica el deber de
hacer el pago.
 Existe una deuda con un beneficiario cierto.
Estas cuentas son las que empiezan y aumentan todos sus movimientos en el
Haber, y disminuyen o se cancelan con el Debe.
A esta cuenta de pasivo pertenecen por ejemplo las obligaciones con Bancos
Nacionales, a los proveedores, los salarios, etc…
Patrimonio
El patrimonio se calcula por la diferencia que se da entre el activo y el pasivo,
el cual representa los aportes del dueño de la empresa para su construcción y
además incluye las utilidades y reserva con las que cuenta.
Características: Entre las principales características del Patrimonio, tenemos:
 Está constituido por el aporte inicial y el aporte adicional de los
dueños de la empresa
 Incrementa con las utilidades y disminuye con las perdidas de los
ejercicios contables.

 El movimiento de las cuentas es igual al movimiento de las
cuentas del Pasivo

Para decirlo con nuestras palabras, si queremos saber si la cantidad la
tenemos que colocar en el debe o en el haber, primero debemos poner la
cuenta de CAJA, por ejemplo, en el asiento 1 ya que es un débito y el asiento 2
será de un crédito.
Lo primero que hay que reconocer es si la naturaleza de la cuenta se deberá
ubicar en él debe o en el haber. Dentro de las cuentas del balance general el
activo es de débito, mientras tanto que las cuentas de pasivo y de patrimonio
son de crédito.

Reservá tus vacaciones

Fotografía