Inicio Aduanas y Comercio Exterior ¿Para que sirven las leyes?

¿Para que sirven las leyes?

 
Las leyes sirven para hacer funcionar un país.

En todos los países del mundo hay leyes, leyes que deben cumplirse dentro de la sociedad, en compañía de otras personas. En esa convivencia, realizan actividades, trabajan, estudian, construyen, aprenden, viajan, comercian etc. Asimismo nacen personas que van creciendo y tienen que ir a la escuela. Al cumplir la mayoría de edad asumen responsabilidades, las cuales pueden ser: votar, trabajar, manejar un vehículo, viajar, divertirse, opinar libremente, tomar decisiones. Todas estas acciones y situaciones están reguladas por leyes.

Las leyes organizan las actividades y regulan el comportamiento de las personas, y las situaciones por las que atraviesan. También determinan el funcionamiento de instituciones como las escuelas, los hospitales, el registro civil, los poderes del Estado y los organismos de gobierno. Puede ser que algunas cosas no funcionen muy bien algunas veces, pero sin leyes nada podría funcionar. Ninguna sociedad puede vivir sin leyes.

-Ante la ley, somos todos iguales.

Si no hubiera leyes, no habría derechos. Sin leyes, continuarían siempre los más fuertes o los más poderosos. Las leyes establecen deberes y derechos a todos los ciudadanos por igual, para que la convivencia social sea posible. Ante la ley, todos los ciudadanos son iguales, es decir que tienen las mismas obligaciones, las mismas responsabilidades y los mismos derechos.

-Los ciudadanos y las autoridades del Estado deben cumplir la ley

Los legisladores tienen la responsabilidad de elaborar las leyes necesarias para el país y orientadas al bienestar de la mayoría de los ciudadanos. Los gobernantes tienen la responsabilidad de administrar el país en orden a las leyes que la Nación se ha fijado para su convivencia. Los ciudadanos tienen la obligación de respetar las leyes y denunciar sus transgresiones.

Las leyes limitan la libertad de las personas. Los seres humanos somos libres para actuar, pensar y decidir. Tenemos deseos, queremos hacer cosas, tenemos ambiciones y conocemos nuestras conveniencias. Pero ningún ser humano vive completamente solo y aislado, todos dependemos de otras personas. Vivimos en sociedad y debemos interactuar con otras personas. Las leyes ponen límites entre la libertad que cada persona tiene para actuar como más le guste y la libertad de los demás.

Artículo anteriorAcoso laboral
Artículo siguiente¿ Porque pagamos monotributo?

Reservá tus vacaciones

Fotografía