Inicio Seguridad Laboral Accidentes de trabajo por sobreesfuerzo

Accidentes de trabajo por sobreesfuerzo


El sobreesfuerzo es una consecuencia de la exigencia física excesiva en el desarrollo de la fuerza mecánica que nos permite realizar una tarea determinada. Cuando se obliga al cuerpo a realizar un esfuerzo que va más allá de sus límites de manera constante, con la probabilidad que se desarrollen patologías serias.

Si sometemos a nuestro cuerpo a exigencias físicas comienzan a aparecer dolores musculares y otras molestias, dando señal que el cuerpo debe descansar.

Un gran porcentaje de los accidentes laborales tiene su origen en los sobreesfuerzos.  Dentro de los problemas más comunes originados por este mal se encuentran los trastornos musculoesqueléticos, que afectan a los músculos, tendones y huesos. También puede producir lesiones, como distensiones, calambres, contracturas y desgarros.



Algunas de las causas de sobreesfuerzo son:
– Posturas forzadas
– Reincorporaciones prematuras al puesto de trabajo

Este fenómeno también tiene impacto en la salud mental, visual, auditiva y emocional. Para evaluar el esfuerzo físico hay que tener en cuenta la naturaleza del trabajo que realiza el cuerpo y las posturas que se adoptan al momento de realizar el trabajo, ya sea de pie o sentados.

También se tiene que tener en cuenta mejorar las condiciones laborales y evitar accidentes. La educación hacia los trabajadores debe ser constante, sobre lo que puede llegar a ocurrir, cuáles son los riesgos y cómo prevenirlos.

Medidas preventivas para evitar los accidentes por sobreesfuerzo:
– Evitar esfuerzos inútiles: usar medios mecánicos y solicitar ayuda cuando haya que mover algún objeto pesado.
– Mantener la espalda recta: evitar posturas forzadas y giros del tronco.
– Sujetar las cargas firme y con ambas manos: procurar mantener lo más cerca posible del cuerpo.
– Levantamiento de cargas: flexionar las rodillas sin doblar la espalda y elevarlas estirando las rodillas.

– Es mejor empujar que tirar de las cargas, aprovechando el peso del cuerpo y la inercia de los objetos.



– Seguir las normas de seguridad e higiene:
. No realizar ningún trabajo si no se cuentan con las herramientas necesarias para realizarlos con garantía.
. Usar casco y equipo de protección adecuados. Arnés cuando realices trabajos en altura.
. Proteger la espalda
. Es importante el higiene y lavado de manos para disminuir las posibilidades de contagio.
. Mantener el orden en el trabajo, no dejar tiradas herramientas.
. Informarse y ocuparse acerca del mantenimiento de los equipos y maquinarias.


Las medidas que debe tomar el área técnica del servicio de prevención son:
– Evaluar ergonómicamente los diferentes puestos de trabajo con riesgo de lesión, teniendo en cuenta la opinión del trabajador que ocupe el puesto.
– Una vez que tengan los resultados, se debe plantear prioridades para llevar a cabo medidas correctas y mantener una evaluación dinámica y actualizada de esos puestos.
– Después el área médica debe identificar aquellos trabajadores portadores de patologías o antecedentes que puedan padecer este tipo de accidentes, tienen que saber las tareas que realizan, analizandolas con metodologías que permitan prever la aparición de lesiones en un futuro y motivar a los trabajadores en la práctica de hábitos saludables.

– Por último el empresario debe identificar y evaluar los factores de riesgos. Realizar una investigación de los accidentes de trabajo para detectar las causas, evitar la repetición de los mismos y mejorando las condiciones de trabajo.
– Desarrollar un programa de formación adecuado y específico para prevenir estos riesgos, introducir pausas y posibles rotaciones.
– Mecanizar las tareas más penosas y como punto final garantizar una vigilancia específica de la salud de los trabajadores.

Reservá tus vacaciones

Fotografía