Inicio Escuela de Negocios La planificación estratégica

La planificación estratégica

La planificación estratégica es un proceso continuo de desarrollo e implementación proyectos para lograr propósitos u objetivos. La planificación estratégica se aplica en actividades de negocios, en estrategias financieras, estrategias de desarrollo de recursos humanos u organizativas, en desarrollos de tecnología de la información y para crear estrategias marketing.

Su función es la de proporcionar a las organizaciones herramientas de evaluación, seguimiento y medición de resultados, así mismo sienta las bases de la detección de áreas de oportunidad y la mejora continua de sus procesos.

La planeación estratégica debe ser para las organizaciones de crucial importancia, ya que, en sus propósitos, objetivos, mecanismos, entre otros se resume el rumbo, la indicación que toda organización debe seguir, teniendo como objetivo final el alcanzar las metas fijadas, mismas que se traducen en crecimiento humano, tecnológico y económico.

Los propósitos y objetivos consisten en identificar cómo eliminar las fallas que puedan presentarse en cualquiera de los procesos.

Cuando se establece una compañía, los propósitos deben estar coordinados de modo que no generen conflicto. Los propósitos de una parte de la organización deben ser compatibles con los de otras áreas. Los empleados tendrán seguramente propósitos personales. Estos deben ser compatibles con los objetivos globales de la organización.

Una buena estrategia debe:

  • ser capaz de alcanzar el objetivo deseado.
  • realizar una buena conexión entre el entorno y los recursos de una organización y competencia.
  • ser factible y apropiada.
  • ser capaz de proporcionar a la organización herramientas para ayudarla a ser más competitiva.
  • debería ser única y sostenible en el tiempo.
  • dinámica, flexible y capaz de adaptarse a las situaciones cambiantes.
  • Ser medible en términos de su efectividad.

Las empresas mayormente crecen a base de sus esfuerzos diarios y aprovechando las diversas oportunidades que presenta el mercado.

Una vez que se comienza a gestionar estos pasos ya el empresario tiene delineado su objetivo y equipo que lo acompañará en su jornada estratégica empresarial de los siguientes años. Lo siguiente será definir metas estratégicas de alto nivel y operativas de corto plazo. En algunas empresas medianas, este ejercicio estratégico se logra internamente con el apoyo directivo y de los asesores. Pero en otras empresas se recomienda apoyar con especialistas, más capacitados que han aplicado la planeación estratégica y conocen las eventualidades que pueden surgir durante la implementación, ya que no es lo mismo hacer un ejercicio en una empresa multinacional que hacerlo en una empresa familiar mediana. En la mayoría de los casos para para lograr mejores resultados es recomendable contratar personal muy experimentado.

Artículo anteriorManaos (Refres Now S.A).
Artículo siguienteAdministración Estratégica

Reservá tus vacaciones

Fotografía