Inicio Logistica “El Abastecimiento”

“El Abastecimiento”

El concepto de abastecimiento va cambiando y ampliando su ámbito de competencia. Hoy en día es la unidad de servicio y soporte en la estructura orgánica y funcional de una compañía, comercial, o industrial, con propósitos definidos de custodia, control y abastecimiento.

Lo que antes se caracterizaba como un espacio destinado en la empresa para uso exclusivo de arrume de mercancía, es una estructura que provee elementos físicos y funcionales capaces de generar valor agregado.

La gestión de almacenes se define como un proceso logístico que se encarga en la recepción, almacenamiento y el movimiento dentro de un mismo almacén hasta el consumo de las unidades. También tiene un área logística funcional que actúa en dos etapas de flujo como: el abastecimiento y la distribución física, haciéndola una actividad más importante para el funcionamiento de la cadena de almacenamiento.

La gestión de almacenamiento tiene importancias y objetivos como:

Beneficios: 

  • Mejora de la calidad del producto.
  • Optimización de costos.
  • Reducción de tareas administrativas y de tiempo de proceso.
  • Nivel de satisfacción del cliente.   

Objetivos:

  • Rapidez de entregas.
  • Maximización del volumen disponible de las operaciones de manipulación y transporte.

Las funciones del almacén son de múltiples factores tanto físicos como organizacionales como por ejemplo:

  • Recepción de materiales.
  • Registro de entradas y salidas del almacén.
  • Mantenimiento de materiales y de almacén.
  • Despacho de materiales.

Hay varios principios del almacén como:

  • Custodia fiel y eficiente de los materiales
  • El personal del almacén debe hacer funciones especializadas de recepción, almacenamiento, registro, revisión, despacho y el control de inventarios.
  • Registro al día de las entradas y salidas
  • Control de inventarios y contabilidad de la mercadería (entrada y salida), programación y control de producción.

La recepción es el flujo rápido del material que entra para que esté libre de toda demora, requiere la correcta planificación del área y su óptima utilización.

Hay varias zonas en un abastecimiento:

  • Recepción: área donde se realizan las actividades del proceso de recepción.
  • Almacenamiento, reserva o stock: destino de los productos almacenados, con adaptación absoluta a la mercadería.
  • Preparación de pedidos o picking: ubicación de mercancía tras pasar la zona de almacenamiento, para ser preparada.
  • Salida, verificación o consolidación: donde se produce la expedición e inspección final de las mercancías.
  • Paso, maniobra: destinado al paso de maquinarias o personas.
  • Oficinas: trabajo auxiliar a las operaciones propias del almacén.
  •  
Artículo anteriorHistoria de Mcdonald’s
Artículo siguienteEstructura organizacional

Reservá tus vacaciones

Fotografía