Inicio Seguridad Laboral Violencia Laboral

Violencia Laboral

Podemos decir que la violencia laboral es toda acción, omisión o comportamiento, destinado a provocar, directa o indirectamente, daño físico, psicológico o moral a los trabajadores, sea como amenaza o acción consumada. La misma incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo, y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores”.

En definitiva, podemos decir que es una forma de abuso de poder que tiene por finalidad excluir o someter al otro, puede ser en ambos sentidos tanto ascendente como descendente o entre  causando consecuencias en la salud y el bienestar del personal siendo esta una infracción a los derechos humanos y laborales.

Existen distintas formas de violencia laboral:

Agresión física: Conducta que esta directa o indirectamente dirigida a ocasionar un daño físico sobre el trabajador/a.

Acoso sexual: conducta o comentario con connotación sexual basado en el poder y no consentido.

Acoso psicológico:situación donde una persona o en grupo se ejercen un maltrato modal o verbal alternado o continuado recurrente o sostenido en el tiempo sobre un trabajador/a para desestabilizarlo, deteriorar su autoestima, disminuir su capacidad laboral y eliminarlo progresivamente del lugar que ocupa.

Estas formas de violencia pueden traer algunas consecuencias:

En el Trabajador/a: puede verse afectado por su salud psicofísica, provocando consecuencias en la relación social y familiar, estrés, depresión insomnio, fobias, temor a perder el empleo, suicidio etc.

En la Organización: puede producir mala relación entre trabajadores/as pérdida de productividad, desaprovechamiento de las capacidades del trabajados, pérdidas económicas y desprestigio.

En la Sociedad:el trabajador puede sentirse discriminado y esto desfavorecer la credibilidad en las instituciones y en la justicia

Teniendo en cuenta estos inconvenientes podremos indicar que en los últimos años (2007 – 2017) fueron atendidas más de 4500 personas por el ministerio de trabajo, por temas de violencia laboral la mayoría de ellas mujeres que denuncian violencia psicológica y acoso sexual realizados por hombres de una jerarquía superior

De más esta decir que este tema de violencia en el ámbito laboral llegó a los grandes medios. En los Estados Unidos, mujeres y hombres de distintos ámbitos, como el cine, la tecnología y la política, hicieron públicas sus experiencias de abuso sexual y acoso.En la Argentina, últimamente también se registraron algunas denuncias que tuvieron amplia cobertura por maltrato y acoso de empleadas de radio y televisión.

Además de este caso mediático, existe una realidad en nuestro país y en la actualidad,  no hay vigente una ley específica contra la violencia laboral a nivel nacional, aunque la problemática tiene reconocimiento en la Ley de Protección Integral de las Mujeres-

El Estado como empleador regulóla violencia laboral a nivel nacional; también en la Ciudad contra la violencia en el trabajo en un concepto amplio; y en la Provincia de Buenos Aires, contra el acoso sexual.

“La Ley de Contrato de Trabajo, que es la que regula el empleo privado, no contempla el acoso sexual en el ámbito laboral; sin embargo, la Justicia ha entendido que el acoso sexual constituye injuria y, por lo tanto, es causa de despido indirecto”.

Las consultas recogidas por la Oficina de Asesoramiento de Violencia laboral del Ministerio de Trabajo indican que los desencadenantes de la violencia se concentran principalmente en “motivos personales”, como celos o diferencias de opinión entre las distintas partes; “cambios en las estrategias organizacionales”, como nuevas ubicaciones jerárquicas o programas de trabajo; y “reclamos laborales”. En el caso particular de las mujeres, el embarazo se posiciona entre las principales razones que disparan la violencia dentro del ámbito laboral.

De las 572 consultas realizadas en la Oficina de Asesoramiento en este período, el 34% reconoció que estaba en algún tipo de tratamiento, ya sea psicológico, médico y/o psiquiátrico, como consecuencia de la situación vivida en el ámbito laboral. La mayoría de las personas entrevistadas fueron mujeres entre 26 y 45 años, lo que da una pauta que los jóvenes denuncias menos o se van más rápido de los lugares dende los tratan mal en tanto que las personas mayores casi por jubilarse no realizan denuncias

La Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL) que actualmente trabaja para solucionar este tipo de inconvenientes generando canales de consulta, brindando orientación, asesoramiento y recibiendo denuncias sobre casos de violencia en el trabajo.

Reservá tus vacaciones

Fotografía