El teatro como turismo

0
1566

El teatro es de la rama de artes escénicas relacionada con la actuación, en combinación de gestos, escenografía, música, sonido o espectáculo. El teatro al género literario,  comprende obras de teatro representadas ante un público o para ser grabadas y reproducidas en cine ante un público, así como a la edificación donde se presentan tradicionalmente dichas obras o grabaciones. En adición a la narrativa común, el estilo de diálogo, el teatro también toma otras formas como la ópera, el ballet, el cine, la ópera china o la pantomima.

El Día Mundial del Teatro se celebra desde 1961, cada 27 de marzo.

En la historia del teatro 

 En los orígenes del teatro buscado en la evolución de los rituales mágicos relacionados con la caza, las pinturas rupestres, o la recolección agricultura que, tras la introducción de la música y la danza, se embocaron en auténticas ceremonias dramáticas donde se rendía culto a los dioses y se expresaban los principios espirituales de la comunidad. Este carácter de manifestación sagrada resulto una aparición del teatro en las civilizaciones.

El surgimiento de los orígenes del teatro apareció en muchos continentes. Entre ellas:

ASIA

Las manifestaciones dramáticas en Asia se remontan a épocas antiquísimas. En China,  bajo la forma de poemas escenificado. El teatro oriental determinó un protagonismo de la música y la danza muy superior a la occidental.

ANTIGUO EGIPTO

Representaban  dramas acerca de la muerte y resurrección de Osiris. Se comienza el teatro por medio de máscaras y dramatizaciones con ellas.

GRECIA

Las raíces del teatro de la antigua Grecia están basadas en los ritos órficos y en los festivales celebrados para Dionisio (Dios de la vendimia y vino, personaje inspirado de la mitología  griega, hijo de Zeus), donde a acompañadas de danzas y cantos. Más tarde las primeras representaciones dramáticas, en  plazas de los pueblos por compañías que incluían solo un actor y un coro. Luego un joven que resaltó entre el grupo de jóvenes se transformó en el Corifeo , quien dirigió al grupo. Con el tiempo aparecieron el bardo y el rapsoda, que eran recitadores.

Durante la edad clásica de Grecia, se establecieron los modelos tradicionales de la tragedia y la comedia,  y los  dramaturgos Esquilo y Sófocles añadieron  un segundo y tercer actor a la acción, que hacía necesaria la creación de mayores escenarios.

Las representaciones del teatro griego se hacían al aire libre, contaba con coro que cantaba el coro y danzaba en torno a un altar. En el teatro griego se representaban dos tipos de obras: la tragedia, obra dramática de temas de leyendas heroicas y utilizaba, a los dioses para su final, y la comedia satírica, que criticaba humorísticamente a políticos y a las obras e incurrían en una mímica iniciada por un coro de sátiros, y comedias que tenían por tema asuntos de la vida cotidiana; todas estaban escritas en verso y utilizaban máscaras.

 ROMA

Los teatros romanos construidos inicialmente en madera, en el año 52 a. C.  En Roma el primero en piedra. A diferencia de sus modelos helénicos, como objeto de mejorar la acústica, los arquitectos romanos redujeron la orquesta a un semicírculo, y los espectáculos se presentaban sobre una plataforma, el pulpitum, levantada delante de la antigua skene que constituye el origen de los modernos escenarios. El graderío se divide en 3 partes: Imamedia y suma, ubicándose la primera en la zona inferior donde se sentaban los senadores y la clase dirigente; en la superior las mujeres y los esclavos y en la media el pueblo llano. Roma optó también por la comedia, y tomaron el teatro como una manera de divertirse o entretenerse.

AMERICA

En las culturas americanas entre los mayas.  Las obras más representativas del teatro maya es el drama quiche Rabinal Achí. El teatro maya, vinculado a los ciclos agrícolas y a la épica de sus eventos históricos, y entre los aztecas e Incas,  sus actividades teatrales un matiz eminentemente guerrero y religioso.

EDAD MEDIA EUROPEA

El teatro en Occidente tuvo apoyo en el clero, que lo empleó con fines religiosos. Así, desde el siglo XI,  ha representación en las iglesias de misterios y moralidades, cuyo objeto era presentar la doctrina cristiana a los fieles.

RENACIMIENTO

El Renacimiento en Italia  sobre la evolución del teatro, al surgimiento de la producción dramática de carácter culto, inspirada en los modelos clásicos y destinados a las clases aristocráticas, se generalizó en el transcurso del siglo XVI la construcción de salas cubiertas y dotadas de mayores comodidades.

 TEATRO EN ITALIA

Los teatros modernos suele citarse el Olímpico de Vicenza, constituía una versión de modelos romanos y presentaba, al fondo del escenario, una perspectiva tridimensional con vistas urbanas. Durante este tiempo se desarrolló en Italia una forma de teatro popular, la comedia del arte con su énfasis en la libertad de improvisación del actor dio un gran avance a la técnica interpretativa.

 INGLATERRA: TEATRO ISABELINO                                                                                Muy diferentes fueron los teatros en Inglaterra durante el reinado de Isabel I de Inglaterra, del género dramático, entre los que se destacó el londinense The Globe donde presentaba sus obras William Shakespeare.

Shakespeare inició en la actividad teatral en el Teatro Isabelino, ésta se encontraba sufriendo los cambios propios de la época de transición. En sus orígenes, el teatro en Inglaterra era un espectáculo popular, asociado a otras diversiones extendidas en la época la pelea de un oso encadenado contra perros rabiosos. Sus raíces se encuentran en la etapa tardo medieval, en una triple tradición dramática: los «milagros » o «misterios“, de temática religiosa y destinados a diferentes gremios; «obras morales» de carácter alegórico. 

Los nobles más destacados patrocinaban grupos de actores que llevaban sus nombres. Las obras se representaban al principio en los patios interiores de las posadas. Todavía en época de Shakespeare algunos lugares continuaban en representaciones teatrales. Sin embargo, no resultaban muy adecuados, y la actividad llegaba a dificultar las representaciones. Además contaban con autoridades, preocupados por los desórdenes y reyertas que allí se originaban. Estaba también en contra la peste y las reuniones multitudinarias no fomentaban precisamente la salud.

Por esos motivos fue surgiendo una legislación que regulaba la actividad teatral, y se fue haciendo más difícil conseguir licencias para realizar representaciones. Esto propició la construcción de teatros fijos, en las afueras de la ciudad, y la profesionalización de actor. The Globe, construido en 1599 y ubicado fuera de la ciudad, para evitar problemas con el Ayuntamiento de Londres, era el más famoso de todos, y fue el preferido de la compañía de la que formó parte William Shakespeare donde realizo varias obras dramáticas como de tragedia, comedia, entre otras.

Con un escenario medianamente cubierto que en el centro de un arenal al aire libre circundado por dos o tres pisos de galerías. La plataforma constaba de dos niveles, a metro respecto a la arena, techado y sujeto por columnas, y otro más alto con un tejado en el que se ocultaba el aparato para manejar la tramoya y maniobrar la puesta en escena.

Estos teatros tenían un aforo muy respetable. Se ha calculado, alrededor de 2000 espectadores. En un principio, la condición social de los cómicos, en especial de los más humildes, no se distinguía fácilmente un vagabundo o un mendigo. Con el tiempo, gracias a la apertura de los nuevos teatros, los actores de época isabelina fueron alcanzando mayor consideración social.

Las mujeres tenían prohibido subir al escenario, los papeles femeninos se encomendaban a niños o adolescentes, lo cual se prestaba al juego cómico de la ambigüedad erótica. La palabra era muy importante, y el hecho de que el escenario para monólogos. La ausencia de fondos pintados hacía frecuente que el actor invocase la imaginación del público y el escritor recurriera a la hipótesis. El público era abigarrado y heterogéneo, y se mezclaban desde las alusiones groseras y los chistes procaces y chocarreros a la más culta y refinada galantería amorosa y la más retorcida pedantería eufuista.

La audiencia acudía al teatro pagando un precio variable según la comodidad del puesto ofrecido. La entrada más barata exigía estar a pie y expuesto a los cambios meteorológicos; las menos asequibles favorecían a la nobleza y a la gente pudiente, que podía tomar asiento a cubierto y a salvo del sol.

El nombre del autor sólo se mencionaba dos o tres años más tarde, por lo que los escritores no disfrutaban del fruto de su trabajo, a menos que poseyeran acciones en la compañía, como era el caso de Shakespeare y otros dramaturgos que trabajaban conjuntamente y se repartían las ganancias.

Referencia:  https://es.wikipedia.org/wiki/William_Shakespeare
https://es.wikipedia.org/wiki/Teatro