12 junio, 2024

Una de las cosas más bellas de ser mujer es saber aprovechar de lo que tenemos dentro sin saber que lo tenemos. Hay veces que lo descubrimos tras pasar por experiencias; esas experiencias que nos lleva a formar una historia;  esa historia que nos hace entender por qué reaccionamos o actuamos de cierta forma.

Yo no puedo ir por la vida justificando la manera de actuar del otro, con el simple hecho de NO tener conocimiento de su historia, pero si puedo NO juzgar al otro por su reaccionar. Es difícil interactuar con personas cuando tenemos la cabeza quemada por el trabajo, estudios, familia y vida social- ocio-, pero de poder… se puede!

Primero tenemos que entender que tenemos que sentirnos bien nosotros mismos para poder estar bien con el resto, eso es algo muy difícil de lograr, de hecho, yo aún no lo logré.Una de las principales cosas que también  tenemos que saber es: si quiero formar  mi camino yo mismo y elegir lo que quiero hacer o  quedarme sentado conformándome con lo que me toca vivir.  Elegir lo que queremos hacer y ver si estamos en el camino correcto para llegar a eso que quiero. Cuando los caminos se alinean y las cosas salen como nosotros queremos nos vamos sintiendo conformes con nuestras vidas y cuanto más conformes nos sentimos con nosotros mismos mejor contacto tenemos con lo externo.

Las mujeres cuando llegamos a los 30, empezamos a entender varias cosas de la vida, por qué sentimos que esos caminos se ponen en línea, sentimos que son los correctos y que nos están llevando a lo que nosotras estamos eligiendo, eso que elegimos en base a lo que experimentamos y traemos desde nuestra adolescencia. No es lo mismo abandonar varias veces algo para poder elegir otra cosa, que abandonar por primera vez y sentirse dudoso – si hice bien o si hice mal; No es lo mismo la rotura de un corazón sano, que la rotura de un corazón quebrado;  No es lo mismo un primer parcial oral que uno de los  parciales a mitad de la carrera. Lo que quiero decir es que con la experiencia que se adquiere sobre nosotros mimos,  sobre cada elección, sobre cada decisión, sobre cada acción, uno se lleva un aprendizaje, un conocimiento, una observación de uno mismo, que si sabemos ser un buen observador con nuestro propio ser, podemos explotar lo que no sabemos que tenemos y que si lo potenciamos utilizándolo a favor podemos lograr ser una mejor versión de nosotros y actuando mejor con el resto de la sociedad.

¿Se llama madurez? Dice el diccionario que la palabra madurez quiere decir” estado de una cosa que ha alcanzado su pleno desarrollo, o de una persona que ha alcanzado su mejor momento en algún aspecto”  o sea lo que quiero decir con este texto es que estamos en el mejor momento!

Si no te sientes que estas entrando en tu mejor momento es por qué estás viendo el lado negativo y estas siendo un mal observador de vos mismo,  ya que la crisis de los treinta no te está dejando ver bien lo que tienes de bueno que ni vos lo sabes.

La crisis nos lleva a pensar cosas como las siguientes: Síntomas de la crisis de los 30.

  1. Tomas conciencia absolutamente de todo.
  2. Te das cuenta de cuantos momentos y experiencias desaprovechaste cuando apenas tenías 20.
  3. Piensas que tienen a un paso los 40 y que no has cumplido ni la mitad de los que te propusiste.
  4. Comparas tu vida con la vida de tus amigas y conocidas.
  5. Te cuestionas si realmente has valorado tu vida. Las personas que te rodean y los momentos que has dejado de vivir con ellas.
  6. Lo primero que se te viene a la cabeza casi a diario es ¿realmente soy feliz con quien soy y con lo que tengo?
  7. Te preguntas ¿estoy en una zona de confort? O ¿Qué curso le di a mi vida?
  8. Comienzas a cambiar tu estilo de vida, comes más sano, haces algo de ejercicio, empiezas a decirle NO a las fiestas y rechazas citas con personas que antes considerabas podrían llegar a ser la pareja ideal y para el resto de la vida.
  9. Te decepcionas por casi todo lo que has hecho, tanto en tu vida profesional, como en tu vida personal y empiezas a decirte a ti misma: “no soy capaz de lograrlo”, “no soy buena para lo que hago”, “me descuide tanto que mi cuerpo ya se ve viejo”, ” nadie quiere una persona como yo a su lado”, “ decirle no a lo divertido jamás”.
  10. Comienzas a comprar más cosas de lo normal, cremas anti edad, ropa que no te haga ver mayor, cambias tu look constantemente y hasta piensas en hacerte uno que otro retoque en el quirófano.

Si has pensado la mayoría de estas cosas es por qué estás entrando en la crisis de los 30 y no estas siendo un buen observador con vos mismo, en lo personal  pensé más de la mitad de las cosas,  así que tengo que empezar  a observarme mejor para poder tener otro punto de vista  y estar mejor conmigo misma. En definitiva es solo cumplir años…