27 febrero, 2024

Es tan curioso como una empresa llega a ser tan grande y  llegar a expandirse, a superar crisis, a cumplir sus objetivos. Mediante estudios y uso de herramientas se puede decir que una organización sabe muy bien donde esta parada y a donde se dirige. Estoy seguro que este artículo te va a interesar  ya sea que tengas una empresa o quién sabe si algún día la tengas.

Tomamos como una amenaza a la competencia, Y para evitar llegar a un punto crítico que afecte nuestra organización encontramos el proceso que nos ofrece benchmarking. Esta herramienta se encarga de hacer un estudio interno de nuestra compañía, recolecta información y junto con las nuevas ideas, las comparamos con la de la competencia en nuestra misma actividad, buscando puntos claves que nos hagan sobres salir de ellas. Esta evaluación comparativa se va a ocupar de sacarle jugo a las demás empresas que están teniendo éxito, es fundamental conocer, estudiar sus productos, servicios o procesos de trabajos y aprender de ellas, y en lo posible evolucionar sus ideas e implementarlas en nuestra actividad económica. No pienses que te estoy incentivando a copiarte más bien aprender de los lideres e implementarlo en tu empresa y asi mejorarla ese es el punto.

Los tipos 3 tipos de benchmarking: el que ya nombramos anteriormente, el competitivo, este es el más difícil de desarrollar ya que si bien la información que debemos obtener de nuestros competidores directos no siempre están interesados en colaborar, pero todo tiene un precio. El segundo tipo es el interno:

Este se lleva a cabo dentro de la misma empresa. Se suele llevar a cabo en empresas grandes que cuentan con diferentes departamentos o también con grupos empresariales que están formados por varias empresas. En el proceso se identifica un departamento o área que sea un ejemplo a seguir por sus buenos resultados para poder llevar a cabo un benchmarking con los demás departamentos internos de la compañía. Es el más fácil de realizar dentro de compañías y es el que menos recursos necesita para llevarlo a cabo, ya que la información se obtiene de la propia empresa.

El tercer tipo es el funcional: identifica las mejores prácticas de una empresa que sea excelente en el área que se quiere mejorar, sea competidora o no e incluso que pertenezca al mismo sector de nuestra empresa. Esta es más fácil de desarrollar ya que se puede hacer estudios de empresas que no estén dentro del grupo de nuestra competencia directa es asi que la información es más accesible.

Para llevar a cabo un buen proceso de benchmarking es importante seguir los pasos de planificación, recopilación de datos, análisis, acción y seguimiento.

El objetivo principal de la planificación es planificar la investigación que se va realizar mediante tres preguntas ¿Qué quiero medir? ¿A quién quiero medir? ¿Cómo vamos a hacerlo? La recopilación de datos es fundamental y se pueden obtener de diferentes fuentes: interna, asociaciones profesionales o investigaciones propias. En el análisis se  identifican las oportunidades de mejora para llevarlas a cabo. En el siguiente paso que es el de la acción el momento de adaptarlos las ideas a nuestra empresa pero siempre para mejor. El seguimiento y mejora seria el punto final, en donde se evalúa que la mejora sea continua.

Ya con esta información podemos decir que puedes desarrollar un proceso de benchmarking tranquilamente asi que no te asustes si estas en problemas  porque esta idea sería muy útil para salir de una posible crisis y mas hoy en día en donde las empresas están continuamente pensando en cómo innovar y ganar a la hora de la competencia.  Te dejo un link en donde podrás ver ejemplos de empresas que usaron esta herramienta.