13 julio, 2024

Cada vez son más las azafatas que no se sienten conformes con sus estrictos uniformes, no solo por su incomodidad sino también por considerarlo anticuado para la época en la que vivimos hoy en día.

El 20 de Febrero de 2018, el sitio BBC, publicó un artículo titulado “Lo que los códigos de vestimenta significan realmente para la tripulación de cabina”. La vestimenta de las azafatas, comúnmente conocida por todos nosotros, consta de una pollera ajustada al cuerpo, zapatos de taco, incluyendo el maquillaje con labios rojos y las uñas pintadas.

Para realizar su trabajo a bordo, el uniforme no resulta muy adecuado. En vuelos de larga distancia, las tripulantes de cabina deben pasar horas de pie soportando el taco de sus calzados pudiendo esto generar problemas de salud en su cuerpo. A su vez, en caso de una emergencia, como por ejemplo una evacuación o descompostura de algún pasajero, su asistencia y protocolo a llevar a cabo en esas situaciones se ve perjudicado.

Por ese motivo, se puede observar cómo los aspectos prácticos de hacer su trabajo chocan con los estrictos requisitos del código de vestimenta vinculados a la imagen pública de la empresa.

Sumado a eso, las azafatas no quieren que se las siga viendo con el estereotipo de “mujer bonita” en el cual su única función es servir la comida e indicar las salidas de emergencia, sino que su trabajo va mas allá de eso, ya sea como agentes de seguridad y/o encargadas del control de pasajeros.

En Argentina, las mujeres no se quedan atrás con la lucha por sus derechos. De manera que se pueden observar las marchas masivas con el lema “Ni una menos” en las que las mujeres exigen ser respetadas y se reclama la igualdad con el genero masculino.

En nuestro país, las azafatas se suman a esos reclamos. En su lucha exigen poder contar con el uso de un pantalón de uniforme y zapatos con taco mas bajo. En las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral, esta lucha fue ganada. Desde ya hace algunos años, cuentan con los derechos reclamados.

En la compañía Aerolíneas Argentinas fue publicado el siguiente comunicado: «Por primera vez en la historia de Aerolíneas Argentinas, Comandantes y Copilotos mujeres, cuentan con un uniforme femenino provisto por la empresa. Éste nuevo uniforme, fue diseñado junto con los usuarios basándose en las tareas que realizan durante el vuelo, no solo dándoles la comodidad que necesitan sino también respondiendo a la demanda pendiente con las Tripulaciones Técnicas Femeninas que vuelan nuestros aviones, tanto de Aerolíneas Argentinas como de Austral.”

Anteriormente, a las mujeres se les entregaban trajes de hombres para que ellas mismas, en caso de desearlo, lo adecuen a su talle.

La tripulante de Aerolíneas en vuelos internacionales y secretaria de prensa de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, Natalia Fontana, con casi 20 años en el puesto, asegura lo siguiente: “Hoy en ambas empresas se puede viajar como una se sienta cómoda, es decir en pollera o en pantalón, y con alguno de los dos pares de zapatos reglamentarios: el alto o el bajo, cuyo taco es de unos dos centímetros pero que solo se pueden usar durante el vuelo.”

En conclusión, las disposiciones expuestas en el comunicado fueron de gran importancia para las azafatas pero aún quedan aerolíneas en las que el estereotipo y sexismo sigue presente y las mujeres no tienen la opción de elegir.

Para poder avanzar como sociedad y lograr reducir la discriminación laboral según el género, se deben otorgar los mismos derechos, tanto para mujeres como para hombres y que ambos se sientan protegidos en el ámbito laboral y que puedan realizar con comodidad las tareas cotidianas que sus puestos requieren.

Referencias:

  • Diario BBC: “What dress codes really mean for cabin crew” https://bbc.in/2J59PZ1
  • Diario La Nación: “Comandantes y copilotos mujeres de Aerolíneas Argentinas tienen un nuevo uniforme” https://bit.ly/2kC6Zjt
  • Aerolíneas Argentinas http://www.aerolineas.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *