12 julio, 2024

A medida que el tiempo pasa, nuevas tecnologías aparecen en nuestras vidas modificando nuestro entorno y costumbres. Las leyes, por lo menos en nuestro país, no siguen este ritmo y siempre están por detrás de las últimas tendencias. Es por tal motivo que actualmente las agencias de viaje tradicionales se ven afectadas con la aparición de nuevos competidores en el mundo de Internet, los cuales aún no han podido ser debidamente regulados.
La ley que regula la actividad turística en Argentina data de 1970, y aunque se hayan promulgado resoluciones nuevas, esta Ley no coincide con la realidad actual. Recién en el año 2000 se empezó a percibir este problema, mediante la resolución 257/00 se estableció que todo aquel que realizará actividades turísticas a través de medios informáticos debería acreditar su carácter de operador responsable a través de nombre y número de legajo del operador responsable. Si bien esta regulación fue un punto de partida, las agencias de viajes virtuales fueron creciendo en paralelo al desarrollo del turismo. Una manera de controlar el negocio de las agencias online fue la creación de la Resolución N.º 317 del 6 de mayo de 2008. La entonces Secretaria de Turismo aprobó el “Convenio Marco de Cooperación”, que estipula la utilización del subdominio “tur.ar” en la registración de nombres de dominio en Internet para la actividad turística realizada por las empresas registradas y habilitadas por la Secretaria de Turismo. La acreditación del registro y de la renovación del subdominio “tur.ar” deberá efectuarse ante la Dirección de Registro de Agencias de Viajes. Cabe destacar que esta reglamentación la deben cumplir solamente aquellos agentes de viajes que tengan un sitio web destinado a la comercialización, promoción, oferta y/o venta de servicios y/o productos turísticos.
La injerencia de estos nuevos actores en el mercado trajo problemas tanto a los viajeros como a las agencias tradicionales. El turista en caso de ser estafado no tiene a quien reclamarle, ya que es muy difícil ubicar la residencia y los representantes del sitio web. Las agencias de viajes tradicionales se ven en desventaja, ya que ellos pagan los impuestos correspondientes y cumplen las normativas. Otro problema que trajo la globalización es que cuando un turista compra un paquete turístico a una agencia que está radicada en el extranjero, esta no paga impuestos en el país de residencia del turista sino en su país de origen.

Viendo estos problemas, ¿Qué hacemos con las agencias de viajes online?, ¿las agencias tradicionales deberán adaptarse a este fenómeno? según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) el año pasado creció en un 52% la facturación respecto al 2016, por un total de 156.300 millones de pesos, equivaliendo al 1.3% del PBI. El principal rubro que impulso esta crecida y sigue siendo el principal aportador, es el de “Pasajes y Turismo” representando el 37% (46.638 millones de pesos) del total de ventas. Una de las ventajas que ofrecen los sitios web es la facilidad con que ofrecen a los usuarios comparar distintas opciones de viaje, precios más bajos con distintas modalidades de pago y la sencillez del acceso.

Un estudio hecho por Booking.com, reveló que el viajero argentino busca, consulta, pregunta, lee, analiza y después concreta su viaje, todo esto a través de la web. Mientras que para la media global la utilización de tecnología durante un viaje es del 52%, para el argentino es del 75%. Cada vez más turistas reservan sus hoteles desde un celular. En una encuesta realizada por Hoteles.com, el 54% de los usuarios a nivel global reservó sus hoteles desde su smartphone y el número va en aumento. Muchas veces se ofrecen ofertas y descuentos exclusivos para aquellos que reservan desde la aplicación.

No creemos que sea el fin de las agencias de viaje tradicionales, pero ante la aparición de este fuerte competidor deberán tomar ciertas medidas competitivas con el objetivo de sobrevivir en un futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *