24 abril, 2024

Son sustancias químicas altamente tóxicas de uso industrial y doméstico que al ser inhaladas pueden producir graves consecuencias físicas y psíquicas.

Son conocidas como;

Colas, lacas, quita-grasas, gasolina, pinturas, desodorantes en aerosol, aromatizantes del hogar, aerosoles anestésicos, gas líquido, disolventes, etc.

EFECTOS

Los síntomas agudos, de instauración precoz, consisten en vértigos, somnolencia, habla con arrastre de las palabras y marcha inestable. Puede haber impulsividad, excitación e irritabilidad. A medida que aumentan los efectos sobre el SNC, aparecen ilusiones, alucinaciones y delirios. Los consumidores experimentan un “viaje” eufórico, soñador, que culmina en un corto período de sueño. También hay delirio con confusión, torpeza psicomotora, labilidad emocional y alteración del pensamiento. La intoxicación puede durar desde minutos a una hora o más tiempo.

La muerte súbita puede sobrevenir por el paro respiratorio o la oclusión de las vías aéreas debido a la depresión de SNC o a las arritmias (quizá por sensibilización miocárdica).

Las complicaciones del consumo crónico pueden provenir del efecto del solvente o de otros ingredientes tóxicos (p. ej., plomo en la gasolina). El tetracloruro de carbono puede provocar un síndrome de insuficiencia hepática y renal. El tolueno puede causar degeneración de la sustancia blanca del SNC. La exposición intensa y la hipersensibilidad pueden causar lesiones en el cerebro, los nervios periféricos, el hígado, los riñones y la médula ósea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *