17 julio, 2024

José Carlos Gómez, es un gerente empresarial de Corbain. Una cadena de Supermercado en muy buen crecimiento y de excelente ranking en latino américa, pero el crecimiento de Jose no fue repentino tuvo que lidiar con personas que lo ayudaron y con otras que no querían lo mejor para el.

José  ingreso a Corbain como repositor en el sector de bazar en una sucursal del centro de Buenos Aires, en sus primeros meses vio como compañeros de él eran maltratados por un jefe que solo se dedicaba a dar instrucciones y criticas mientras el solo observaba en lugar de ayudar y enseñar a sus subordinados, en ese tiempo José sobresalía con sus exhibiciones de mercadería, su puntualidad y su gran rendimiento en ventas debido al trato de con los clientes, cosa que al jefe no le gustaba debido a que se sentía amenazado y cada vez que podía intentaba desprestigiar su trabajo y humillarlo ante sus superiores. “En ese tiempo dije que no quería ser un jefe como él”.

Debido a problemas con las ventas y algunos conflictos personales el jefe de José fue despedido de la empresa, ocupando José su puesto y empezaría una gran historia, después de 4 años su esfuerzo tuvo frutos, lo primero que hizo fue reunir su equipo para aclarar las expectativas y poder “tirar todos para el mismo lado” , al acercarse la época navideña de 2011 se acercaba también el primer gran desafío para el equipo de José yaqué ellos se encargaban de las ventas de decoración navideña y juguetería, José trabajo incansablemente ese mes de ventas clave, era el primero de su equipo en llegar y el ultimo en irse, no dejaba que ningún otra persona le dé órdenes a sus chicos excepto el, que siempre lo hacía de forma constructiva y motivadora, cada vez que uno cometía un error Jose se encargaba de arreglarlo y explicar de cómo se hacen las cosas, no importa si lo hacia 1 2 3 veces, el volvía a indicarle como hacer las cosas siempre y cuando vea que su subordinado esté atento y prestando atención, (tiene esa particularidad de no dejarse tomar por tonto)…

Por fin la época navideña termino, y se conocieron los resultados finales de las ventas, el equipo de Jose había arrasado en comparación a los otros mercados Corbain. Había superado un 200% las ventas del año anterior, y él estaba profundamente agradecido a su equipo, nunca quiso adjudicarse el la victoria sino  a todo su equipo, “Ellos me hicieron lo que soy sino hubiera por ellos nada hubiera pasado”.

Al pasar los años las ventas fueron subiendo y bajando debido a la crisis económica que atravesaba el país, pero el equipo de José seguía superando las ventas de los demás mercados, dato que llamo la atención de el gerente general de la empresa, que fue a verlo personalmente, y quería asegurarse de la gran nota que había tenido ese equipo en la encuesta de clima laboral, al verlo trabajar y como su equipo también avanzaba con el, el gerente general decidió darle inmediatamente un ascenso a gerente de sucursal a José.


Hoy en día José, es un exitoso gerente de sucursal con una gran proyección a ser gerente general, pero el nunca olvido de donde salió y como su primer jefe lo trataba, y sobre todo la lección que su padre le dio un día, “Los empleados son los que lo hacen a uno, mientras mejor los trates mejor responderán a ti”. El jefe puede ser bueno dando instrucciones y arreglando problemas, pero el verdadero líder es el que esta primero en el equipo y el que da el ejemplo y la motivación para que lo sigan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *