23 junio, 2024

En la última década las empresas han hecho mayor hincapié en la comodidad del empleado, preocupándose por el bienestar de los mismos, para lograr un mayor rendimiento y calidad de trabajo.

Para empezar, debemos saber que la motivación laboral es la capacidad de las empresas y organizaciones para mantener la actitud positiva y el entusiasmo de los empleados hacia su trabajo.

Es importante para la mayoría de las empresas que sus empleados se encuentren a gusto en su puesto laboral para evitar cualquier tipo de conflicto o hasta la renuncia de trabajadores competentes. En esta tarea, es importante la figura del área de recursos humanos, que ha tomado mayor relevancia a la hora de realizar charlas y talleres de motivación laboral.

Existen 3 tipos importantes teorías sobre técnicas motivacionales:

  • Teoría de Herzberg: Este investigador hizo hincapié en que el bienestar de un empleado esta dado por los factores higiénicos externos a la tarea que realiza, y los factores motivadores que tienen relación directa con el trabajo que realizan.
  • Teoría de McGregor: Este psicólogo apunta a dos teorías: La teoría de la X que apunta que las personas son vagas y se motivan a través de castigos; y la teoría Y que asume que lo natural en las personas es mantenerse ocupados y buscan tener responsabilidades.
  • Teoría McClelland: Describe 3 factores de motivación: Logro: el empleado se motivara por los objetivos importantes que alcanzara realizando su trabajo responsablemente; Poder: apuntando a la necesidad de ser reconocidos; Afiliación: relacionado con la necesidad de mantener vínculos satisfactorios.

A su vez hay 3 tipos de motivación:

  • Extrínseca: Se da cuando la motivación es dada por recompensas externas, como dinero o ascensos, pero que a largo plazo puede no resultar beneficioso para la empresa, ya que el empleado al obtener su recompensa pierde la motivación.
  • Intrínseca: Es cuando el trabajador se auto motiva por estar a gusto con su trabajo y sus logros.
  • Trascendente: Este tipo de motivación lleva a implicarse con la misión de la empresa, buscando el interés del equipo, es motivado por formar parte de algo.

Ahora bien, vamos a profundizar un poco en los 5 pilares principales que utilizan las empresas, a través del departamento de recursos humanos, para motivar a sus empleados y conseguir que estos tengan esa energía extra que los lleve a querer realizar sus tareas diariamente.

El primer factor que motiva a una persona es el dinero, que no solo es un motivador extra, sino una necesidad básica, que cubre necesidades de consumo y estatus. La empresa reconoce el esfuerzo del empleado, y lo beneficio con un plus a su labor.

El segundo punto es la colaboración, importante tanto para el empleado como motivación y para la empresa por el desempeño. La clave es darle más responsabilidades al empleado para que se sienta participe de la organización.

Otro de los puntos importantes es el buen trato laboral ya que un trabajador que se sienta en un clima agradable, comunicativo y organizado, trabajará con mayor efectividad y serán más productivos.

La posibilidad de ascenso es otro punto de motivación, ya que un empleado que sienta que pueda crecer y desarrollarse en la empresa, teniendo una mayor responsabilidad se sentirá más motivado y será beneficioso incluso para la organización.

Por último, el reconocimiento del trabajo dado por los superiores, teniendo en cuenta el esfuerzo de cada persona, será importante para la motivación.

Sabiendo todas estas posibilidades, el área de recursos humanos tendrá muchas maneras de mantener al personal motivado y a gusto en la empresa, pero es necesario que sepa hacerlo llegar a sus empleados, que estos participen y que la comunicación en la organización no se vea inmovilizada.

Hay diferentes formas de hacer participes a los empleados, a través de charlas de motivación, jornadas de capacitación en las que puedan exponerse las dificultades que noten en el equipo de trabajo, o los beneficios que vean o necesiten para lograr sus cometidos.

Incluso cada vez mas empresas hoy en día realizan estas jornadas, y hacen censos y encuestas de satisfacción laboral, en su mayoría anónimas, para obtener la información de cuáles son los puntos a trabajar y mejorar para el buen desarrollo de su actividad y evitar un mal clima laboral. Si bien muchas personas creen que en realidad no son relevantes, y que los gerentes no prestan atención a este tipo de encuestas, es cierto que es cada vez mayor la importancia que se les da, y que se trata de trabajar en los puntos de mayor flaqueza aunque sea de manera gradual. Recordemos que el sector de recursos humanos empezó a cobrar importancia, aproximadamente, en los últimos diez años, y todo cambio precisa un plazo para ser notorio, por lo que se espera que en los próximos años se adopte toda técnica que lleve consigo una mejora en el desarrollo del trabajo, y que los motivos de salida de una persona de su puesto de trabajo no sea por no encontrarse motivado o incomodo en la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *