2 marzo, 2024

Un informe elaborado por el Módulo Políticas Económicas de la Universidad de Avellaneda (UNdAv) advirtió por el deterioro de la balanza comercial y sus graves consecuencias: «De replicarse el desbalance externo en el último trimestre el déficit comercial en 2017 será 45% mayor al proyectado según el presupuesto».

Los datos del INDEC de septiembre pasado revelaron un déficit de la balanza comercial, la Argentina acumuló en 8 meses un rojo comercial histórico. Se registró exportaciones por USD 38.528 millones e importaciones por USD 43.026 millones.

El déficit acumulado de los nueve meses transcurridos de 2017 alcanzó 5.200 millones de dólares. Las exportaciones sumaron en ese período 43.990 millones de dólares, con una suba de 0,7% (315 millones de dólares) respecto de igual período del año anterior y se registraron importaciones por 49.190 millones de dólares, con un aumento de 17,7% (7.380 millones de dólares).

Las importaciones acumuladas en lo que va del año, respecto de igual período del año anterior aumentaron 17,7%. Las importaciones de Vehículos automotores de pasajeros, Bienes de capital, Bienes de consumo, Bienes intermedios, Piezas y accesorios para bienes de capital, y Combustibles y lubricantes.

Las exportaciones totales acumuladas aumentaron 0,7% respecto de igual período del año anterior (315 millones de dólares).

El aumento de 3,1% de las exportaciones de septiembre respecto de igual período del año anterior se debió al incremento de 8,9% en las cantidades exportadas, y a que los precios cayeron 5,3%. El importante aumento de las cantidades físicas exportadas correspondió, principalmente, a las ventas externas de aceite de soja, camarones, langostinos y demás decápodos, y trigo.

Las exportaciones lograron revertir la tendencia de los últimos dos trimestres. Tanto las manufacturas de origen agropecuario como industrial crecen en volumen en el trimestre al 9% y 8,9%, respectivamente. Combustibles también se expande en el tercer cuarto del año al 10,7% y sólo productos primarios registra una baja trimestral del 7%.


El Gobierno decidió poner fin a la obligación de liquidar divisas por parte de los exportadores mediante el decreto 893/2017,

La disposición elimina el artículo 1° del decreto 2581/64, por el que “el contravalor en divisas de la exportación de productos nacionales debe ingresarse al país y negociarse en el mercado único de cambio dentro de los plazos establecidos”.

El decreto original que estableció el régimen de liquidación de divisas data del año 1964.

El Gobierno consideró al respecto que “resulta pertinente adecuar la normativa vigente relacionada con el mercado de cambios a las nuevas circunstancias que se dan en la materia, a fin de mejorar la competitividad de las exportaciones argentinas, flexibilizar las condiciones de financiamiento y mejorar la previsibilidad financiera”.

La competitividad de los sectores exportadores también depende de otros factores tales como la presión impositiva, regulaciones burocráticas, infraestructura, acceso a mercados externos, disponibilidad de oferta de trabajadores capacitados y financiamiento accesible.

Con esta medida se desea impulsar las exportaciones de nuestro país para contrarrestrar la gran demanda de importaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *