18 mayo, 2024

Las medianas y pequeñas empresas trabajan en su propuesta de valor para atraer a las nuevas generaciones. Tener un equipo con los mejores RRHH es una herramienta clave para una empresa que apuesta a seducir a los profesionales.

En las pymes suelen tener más prioridad en la agenda de quienes la conducen, asuntos como la competitividad, carga impositiva, diversificación, estrategia comercial, y financiación. Los recursos humanos muy rara vez ocupan el centro de la escena. Seleccionar el personal y garantizar la permanencia de los talentos seria uno de los desafíos más grandes de las pymes que apuestan a atraer a los profesionales. Proyectar una administración con los mejores recursos humanos, acaba siendo, sin dudas, la decisión de negocio más crítica y estratégica.

No toda pyme es familiar ni supone la necesaria dirección paternalista ni de un fundador, pero hay algo que todas tienen en común: El proceso de reclutar talentos y luego mantenerlos en la compañía.

En concepto de quienes dirigen la compañía entender que seleccionar al empleado indicado para cada puesto no es un gasto sino una inversión. Tener una persona abocada 100 % al reclutamiento del personal no le rinde o no se justifica. Por otro lado son excesivos los honorarios de consultores externos especializados. Es por eso que surge la iniciativa del emprendedor de encargarse ellos mismos de encontrar a la persona dando menor importancia al caso. Muy pocas empresas miden ese costo de oportunidad de tener a las máximas autoridades de la organización utilizando su tiempo. Para evaluar, identificar e incorporar talentos se necesita de un foco profesional y una buena inversión ya sea con un equipo de recursos humanos interno o tercerizando la búsqueda y contratación de los mismos.

Una vez adquirida la estrategia de contratación del personal, ya sea por un equipo interno o externo, se deben asegurar y documentar los pasos que se tomaron para la incorporación a los mejores talentos. Deberá ser incluido como política de empresa a la hora de la contratación, posicionamiento y elección en las distintas fuentes de reclutamiento, diseño y capacitación para llevar a cabo la entrevista laboral por parte de los líderes de cada departamento de negocios y el sistema que utilizaran para minimizar los riesgos a futuro que puede ocasionar contratar falsos talentos.

Algunos sistemas conocidos para el reclutamiento son el test grafológicos o psicotécnicos, exámenes médicos preocupacionales, pedido de referencias a trabajos anteriores, exámenes ambientales, etc.

Una vez establecidos los detalles mencionados anteriormente, la gran incógnita de una pyme es si es realmente posible conseguir talentos y como atraerlos hacia pequeñas empresas que quizás no  estén consolidadas como una multinacional o tengan un futuro tan amplio como otras grandes compañías. ¿Cuál es la propuesta de valor que va a ofrecer el emprendedor?

Algunos de los motivos por los que el empleado elegiría una pyme por sobre otras empresas son:

Roles mucho más diversos y versátiles y menos estrictos a una función o área específica. Mayor amplitud para proponer, hacer e impactar con la tarea diaria. Mejor conocimiento y acceso directo al indicado para la toma de decisiones. Una vida más integrada a partir de una flexibilidad que permite desarrollar una vida personal más plena y menos estresante.

En definitiva cada persona dependerá de si misma para saber si una pyme le dará la opción de mayor crecimiento, experiencia, o si se desarrollara profesionalmente como pretende, según sus aspiraciones expectativas y el perfil de cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *