16 junio, 2024

¿Cuál es el canal de distribución ideal para su empresa?

Elegir el canal de distribución correcto para su negocio es una tarea fundamental, Inevitablemente hay que conocer el mercado, centrar los objetivos, estudiar las claves antes de plantearse invertir dinero, de esto dependerá la funcionabilidad y la rentabilidad de la empresa, entre los factores que afectan la toma de decisión están los tipos de productos, el mercado al que esta dirigido, los intermediarios, la competencia, el lugar, los agentes internos y externos y debe considerarlos a todos.

Planificar

Muchas personas, erróneamente, consideran su campaña de marketing antes de planificar su plan de distribución, esto es un error ya que el marketing se produce después de que se haya tomado la decisión sobre el canal de distribución ya que el marketing es la estrategia del canal de distribución, gran parte de su negocio depende del método que elija para llegar a sus clientes, por ejemplo, si decide usarlo como su principal medio para llegar a las personas, una parte importante de su atención se centrará en su fuerza de ventas de manera efectiva, tendrá que contratar personal, entrenarlos y equiparlos con mensajes o consignas claves. Por otro lado, si desea llegar a las personas a través del correo de distribución directa por medio de contactos de correo electrónico, se centrará en en la obtención de listas de contactos confiables y en la configuración y dotación de personal de call-centers.

Tipos de canales :

Canal directo: El productor se vende directamente al consumidor final, sin intermediarios y es el habitual en venta de servicios. El modo en el que se realiza la venta puede ser cara a cara o a través de Internet.

Canal indirecto: Se vende el producto con participación de intermediarios. Dependiendo por cuantos intermediarios pasa el producto o servicio se lo puede dividir en:

Corto: Cuando solo hay un intermediario, es decir, fabricante -> distribuidor  -> consumidor

Largo: Cuando el producto es distribuido en primera instancia por un mayorista, fabricante -> mayorista -> minorista -> consumidor.

El canal que elija debe ser de fácil acceso para clientes, si vende productos de forma local, elija un minorista o distribuidor que conozca ese mercado. Si se está expandiendo y desea vender sus productos en otras ciudades, elija una red de distribución que brinde cobertura amplia. La venta de productos en todo el mundo es una realidad práctica para empresas de cualquier tamaño, gracias a Internet. El costo de configurar un sitio web que cualquier cliente con acceso a Internet puede alcanzar es muy bajo en comparación con el costo de establecer o administrar una red de distribución global, la innovación de canales puede brindarle una fuerte ventaja competitiva, ya que los clientes buscan formas más rápidas, más baratas y más fáciles de comprar productos.

Analicemos las opciones

Ventas al por menor: Aproveche el poder de comercialización y publicidad de los minoristas existentes al colocar su producto con ellos. Dependiendo de su producto, la mejor opción para este tipo de canal de distribución puede ser tiendas especializadas o grandes almacenes.

Ventas al por mayor: Si fabrica sus propios productos, los mayoristas pueden ser una opción ideal para ampliar su base de productos. Las ventajas de este método de distribución son muchas: los mayoristas compran a granel, lo que aumenta sus resultados y reduce sus necesidades de almacenamiento, y a menudo tienen redes de transporte que le alivian el costo y las molestias de mover sus productos.

Representantes de ventas: Puede considerar contratar representantes de ventas para ampliar su alcance. Al elegir representantes que trabajan de forma independiente, puede evitar los costos asociados con la apertura de oficinas adicionales en áreas específicas.

Marketing directo: Esto puede abrir sus productos y servicios a una audiencia local, regional, nacional o incluso global. El envío de volantes, folletos o postales son herramientas comunes que se utilizan para abrir canales de correo directo. O puede tratar de colocar su producto en un catálogo de renombre.

Telemarketing: Abrir un canal de distribución de telemercadeo puede brindarle acceso a los consumidores en todo el país sin tener que incurrir en gastos de apertura de establecimientos minoristas. El telemercadeo requiere personal capacitado, sin embargo, puede aumentar los costos.

Internet: El comercio electrónico está creciendo y expandiéndose constantemente, mercado libre con su plataforma es un claro ejemplo allí podemos encontrar marcas de tiendas oficiales y no oficiales alberga varias formas de pagos y entrega de los productos, los sitios de Internet como YouTube son visitados por millones de personas durante el día, debe conocer las redes sociales, saber cuáles son personas de tipo influencers o dependiendo cuál es su producto a quien elegir para promocionarlo, los comunity manager son especialistas en la publicidad de las redes sociales.

Comercio Internacional: Los mercados internacionales pueden ofrecer mayores márgenes de ganancia y un gran crecimiento. Sin embargo, los mercados internacionales pueden venir con importantes barreras culturales y problemas burocráticos.

Considerar a los competidores: Debe preguntarse qué están usando sus competidores y, lo que es más importante ¿por qué? Pregúntese si hay una ventaja cualitativa sobre otros canales, o simplemente es la forma en que la industria siempre ha operado. Puede haber un canal de distribución que sus competidores hayan pasado por alto. En ese caso, obtendrá una ventaja al aprovecharlo.

Tomar la decisión

Después de examinar los diferentes métodos disponibles sabrá la cantidad de personas que necesitará, lo que puede o no hacer,  y que es lo más productivo y eficiente, lo más importante que puede hacer es considerar sus opciones y elegir una dirección cuando tenga la seguridad total porque de estas decisiones dependerá el éxito de su negocio, si cuestiona el motivo de su decisión al inicio, puede descubrir a tiempo las ventajas o inconvenientes pasados por alto, y podrán revertirse, la toma de decisiones no es para nada a la ligera. Una mirada profunda a las características del mercado y a su entorno permitirá encauzar la estrategia de la empresa en el objetivo de maximizar las utilidades y la rentabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *