¿PRO – Operario?

    0
    640

    Según lo estudiado y aprendido durante la cursada de la materia Derecho del Trabajo, existe en la legislación laboral el concepto de In Dubio Pro Operario, donde en resumidas palabras, se refiere a que en caso de duda, la justicia debe fallar en favor del trabajador, o aplicar la norma más favorable para el mismo, entendiéndose a ésta, como la parte más débil.

    El principio se encuentra expresado en la Ley de Contrato de Trabajo, en su artículo 9.

    La pregunta ¿PRO-Operario? establecida en el título del presente artículo, indica un juego de palabras, en donde expreso la contradicción que el Gobierno actual evidencia entre un discurso anti trabajador y leyes establecidas tanto en la Constitución Nacional, como en la Ley de Contrato de Trabajo.

    Hemos visto y escuchado hablar a nuestro Presidente de «industria del juicio», haciendo alusión justamente a juicios y litigios que los trabajadores vienen llevando a cabo, contra sus empresas y/o aseguradoras de riesgo, por diversos incumplimientos.

    Queda claro que el lineamiento político actual, intenta desalentar los juicios laborales, realizando un gesto a los empresarios nacionales e internacionales, para que inviertan en nuestro país y de este modo cumplir con la anunciada, y hasta el día de hoy esperada, lluvia de inversiones, prometida en campaña.

    El problema parece ser que la industria de la que Macri habla, son justamente leyes establecidas en nuestra Constitución Nacional, en leyes provinciales y convenios colectivos, tales como igual remuneración por igual tarea, jornadas limitadas, vacaciones pagas, protección contra despido arbitrario, organización sindical libre, salario mínimo vital y móvil, etc, etc..

    Al mismo tiempo, y en igual sintonía, la justicia ha denunciado a jueces que avalaron aumentos salariales surgidos en paritarias, como fue el caso de los empleados bancarios, o se han revocado fallos por parte de la Corte Suprema de Justicia, que favorecían a familiares de trabajadores fallecidos en actividad laboral, en litigios contra las Aseguradoras de Riesgo, es decir, el Poder Judicial da indicios de seguir el lineamiento bajado desde el Ejecutivo.

    Será cuestión de tiempo, para ver cómo se resuelven éstas contradicciones en las que el Gobierno se ha metido, he intentará avanzar, a través del Congreso con la modificación de leyes y reformas laborales, el Ministerio de Trabajo con la apertura de convenios colectivos, y la complicidad de jueces y sindicalistas.

    En lo que a mi respecta, desde mi humilde lugar de trabajador, perteneciente a un sindicato aeronáutico, dirigido y representado por trabajadores que cumplen funciones al igual que sus compañeros, delegados de base, que también lo hacen, rechazando cualquier tipo de burocracia sindical, voy a pelear para que los derechos conquistados, fruto del esfuerzo colectivo, no sean avasallados.

    Porque son precisamente esos derechos, los que me permiten tener o no tener una mejor calidad de vida, tanto para mí como para mi familia, y esa para mí, es la cuestión..