18 julio, 2024

La célebre frase dice: Todos los caminos conducen a Roma y todo este camino nos lleva a hablar de una de las construcciones más importantes del imperio romano que es el Coliseo Romano, ubicado al Este del Foro Romano. Este lugar histórico supo albergar miles de historias y espectadores que disfrutaron de batallas de gladiadores, ejecuciones y habilidades acrobáticas y de circo con animales salvajes. Actualmente es unos de los lugares más visitados por los turistas y es por lo que decidimos contar un poco de la historia de este imponente monumento. La construcción del Coliseo, aunque no lo crean solo tardó 8 años (algo impensado para esa época y en algunos casos para esta), y un año más para ponerle el toldo para poder proteger del sol a los espectadores. El emperador Tito fue quien mandó a construirlo, pero en el 79 fallece y es su hijo quien inaugura el coliseo, el cual contaba con espacio para 50.000 espectadores. el poeta Marcial recordaba que gente de todos los confines del Imperio, desde britanos, tracios y sármatas hasta árabes, egipcios y etíopes habían acudido a la capital del Imperio. La creación del Coliseo tuvo como finalidad la de entretener al público en épocas festivas, ya sea para venerar el día de algún dios o para festejar una victoria en el campo de batalla, con una duración entre 4 a 6 días, y la publicidad de este evento se hacía con pintadas en las paredes, casas y tumbas de la ciudad. Supo albergar espectáculos como peleas de animales, ejecuciones, batallas marítimas (ya que el coliseo podía llenarse de agua para efectuar este tipo de eventos) y el más importante, la batalla de gladiadores. Estos espectáculos contaban con un cronograma; en un primer momento, a la mañana, había un espectáculo de animales para entretener a los más chicos; al finalizar esto a media mañana arrancaban las ejecuciones, para luego darle entrada al plato más fuerte que eran las batallas de gladiadores. Los combates entre gladiadores se anunciaban con un toque de trompeta y comenzaban con un desfile por la arena, encabezado por el organizador de los juegos. Tras comprobar el estado de las armas, comenzaban las luchas y el público gritaba entusiasmado desde las gradas: «¡Lo ha tocado!», o «¡Mátalo!» o «¡Perdónalo!» cuando la lucha terminaba. Con mucha frecuencia, los vencidos que habían combatido con valentía y honor recibían el perdón del público. Aunque estas peleas tenían una lógica y no es todo librado al azar como muestran las películas, de hecho, se equiparaban las peleas según el arma que usaran. Otros de los grandes mitos es el pulgar del emperador que determinaba la vida o la muerte de un gladiador; primero y principal había 3 fases del dedo pulgar:

  1. Hacia arriba significaba que la persona luchó con honor y se lo perdonaba.
  2. Pulgar en diagonal hacia abajo, era la forma en la cual debería ingresar por el cuello en la zona de la arteria aorta.
  3. Pulgar abajo la espada debía atravesar la medula espinal.

Por lo general no se sacrificaba a estos luchadores, ya que cada vez que moría uno el estado romano debía indemnizar al dueño del luchador.

Durante todo este tiempo el Coliseo sufrió grandes cambios, supo ser una iglesia, supo ser una tumba un fuerte y hasta fue víctima de terremotos y de bombardeos durante la segunda guerra mundial, pero nada lo derribó ni detuvo y es por eso que es uno de los lugares a visitar en tu próximo viaje. En 1980 la Unesco nombró al Coliseo como patrimonio mundial de la humanidad y actualmente es uno de los atractivos turísticos más visitados del mundo con 6 millones de visitas anualmente. La entrada se puede sacar por internet y viene incluida con guía y cuesta $42 euros y con esto evitamos también las largas e interminables colas.

Curiosidades

  • El nombre original “Anfiteatro Flavio” fue sustituido por el de Coliseo debido a la gran estatua de Nerón que se encontraba situada en la entrada de la Domus Aurea, «El Coloso de Nerón». La Domus Aurea fue un gran palacio construido bajo las órdenes de Nerón tras el incendio de Roma.
  • El emperador Tito inauguró el Coliseo con 100 días de juegos, lo que costó la vida a más de 2.000 gladiadores.
  • El Coliseo tenía un techo de lona para proteger a la gente del sol. Debajo de la arena se situaban la maquinaria y las jaulas.
  • Existen diversas teorías sobre que el Coliseo se llenaba de agua para la representación de batallas navales, aunque por el momento no ha habido investigaciones concluyentes.
  • Cada Viernes Santo el Papa preside el Vía Crucis en el Coliseo. Siempre ha sido un lugar muy unido a la Iglesia y este día se recuerda a los primeros cristianos que murieron en la arena.

Fuentes:

http://www.bbc.com/travel/story/20120716-the-worlds-most-visited-ancient-ruins

https://www.disfrutaroma.com/coliseo

http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/el-coliseo-de-roma_7275/6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *