19 mayo, 2024

En la actualidad, son muchos los tipos de entrevistas laborales que se utilizan para evaluar un candidato a la hora de seleccionar personal. Si bien este tipo de encuentro depende del rubro, el cargo y la empresa es fundamental aprender a manejar cada tipo de entrevista de trabajo existente para que no te tome desprevenido el método empleado por el reclutador de personal a la hora de conseguir ese puesto que tanto deseas.

Existen 4 tipos de entrevistas:

1. ENTREVISTA DE TRABAJO TRADICIONAL

En las entrevistas de trabajo tradicionales suelen hacernos preguntas cómo «¿Dónde te ves en cinco años?»; «¿Por qué estás aquí hoy?»; «¿Qué piensas de tí mismo?», etcétera.  Para tener un desempeño satisfactorio en este tipo de entrevista, es recomendable que tengas las respuestas preparadas de antemano ya que dudar puede entenderse como sinónimo de inseguridad y debilidad.

 

2. ENTREVISTAS LABORALES CONDUCTUALES

Los reclutadores de personal le pedirán que describas alguna situación particular para evaluar tu desempeño. Por ejemplo «Describa algún momento de crisis laboral y explique cómo lo superó.»  El objetivo de las entrevistas conductuales es poder predecir futuros comportamientos.

 

3. ENTREVISTA LABORAL DE CASO

Las entrevistas de caso suponen que el entrevistado solucione un hecho concreto que se le proponga. Por ejemplo, si haz aplicado a un estudio contable pueden pedirte que realices una serie de balances u otro tipo de ejercicio relacionado a lo que será tu labor.

 

4. ENTREVISTA DE PANEL

Los paneles suelen realizarse para cargos de suma importancia como los de gerencia o dirección. Se trata de un encuentro en el que el entrevistado se enfrenta a cinco o más personas donde cada uno le realiza una serie de preguntas con el fin de tener varias visiones sobre una misma persona.

Errores básicos en una entrevista.

 

Enfrentarse a un reclutador de personal durante una entrevista de trabajo no es tan sencillo como parece. Muchas veces, los candidatos tienden a cometer equivocaciones comunes pero fatales que arruinan sus chances de ser seleccionados. A continuación, te presentamos los 6 errores más comunes que suelen cometer en las entrevistas de trabajo, publicados por el portal monster.com.

 

1. CONFUNDIR LA ENTREVISTA CON UN INTERROGATORIO.

Considera la entrevista como una conversación de negocios en la que ambas personas preguntan y responden sobre diferentes cuestiones. No dejes que el diálogo se lleve a cabo de un solo lado y despeja todas tus dudas acerca del puesto laboral que ofrece la empresa durante el curso de la entrevista.

 

2. INTENTAR HACER QUE UNA DEBILIDAD PAREZCA POSITIVA.

Cuando te pregunten acerca de tus debilidades, no respondas cosas como “soy perfeccionista” o “tengo dificultades para dejar las tareas inconclusas”.

 

  1. DECIR QUE NO TIENES NINGUNA PREGUNTA.

Cuando termina la entrevista asegúrate de formular preguntas que demuestren tu interés por obtener el empleo. Demuestra que has investigado acerca de la empresa planteando preguntas inteligentes acerca de sus futuros proyectos.

 

4. INVESTIGAR LA EMPRESA, PERO NO A TI MISMO.

Ten en cuenta que además de investigar sobre la empresa, debes hacer un inventario claro de tu experiencia, conocimientos y habilidades. Formula una lista de los logros profesionales que consideres que te destacan del resto de los candidatos.

 

5. DEJAR TU CELULAR ENCENDIDO.

Por más que seas una de esas personas que necesita estar conectada todo el tiempo, no es apropiado que tu celular esté sonando durante el curso de la entrevista.

 

6. NO ENVIAR MENSAJES DE AGRADECIMIENTO.

Asegúrate de enviar una nota de agradecimiento a la persona que te entrevistó dentro de las 24 horas posteriores al encuentro. Ponte a disposición para brindar cualquier tipo de información adicional o presentarte a otras instancias de selección.

 

Experiencia Propia: en mi actual trabajo (empresa de logística) mi primera entrevista fue con el jefe de operaciones, el cual, me hizo preguntas sobre mi experiencia y el puesto a ocupar. Después tuve entrevistas con los dueños de la empresa, su entrevista se basó en mi personalidad y mis proyectos a largo plazo.

 

Conclusión: Creo que es bueno pasar por varias entrevistas, si cada uno de los que te entrevistan tienen distintos focos de interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *