Inicio Cooperación Económica
Array

Cooperación Económica

Para hablar de cooperación Económica en el ámbito internacional debemos primero adentrarnos en la historia mundial.

En sus inicios el comercio internacional, era notoriamente en desventaja de las partes. Por medio de intercambio de mercaderías, las cuales muchas veces no contaban con equidad. Es decir se intercambiaban mercaderías que notoriamente tenían distinto valores en igualdad de condiciones.

Esto quedo muy marcado en las conquistas Americanas por parte de los distintos países europeos.

Aquellos países que contaban con mejores avances y podían viajar por el mundo sacaban grandes beneficios por sobre las civilizaciones locales. España, Inglaterra, Francia por ejemplo son alguna de las naciones que se vieron más beneficiadas en este aspecto.

Al ser de los que más tierras ocuparon, sus intercambios eran notables en cuanto a beneficios personales. Como ser todas las mercaderías que los colonizadores españoles se llevaron de América del Sur a cambio de muy poco. Por ejemplo los españoles entregaban a los indígenas vinos, espejos, armas blancas, ropa a cambio de ganado, cultivos, oro, plata, etc.

Un hecho que marca la cooperación económica internacional es la finalización de la segunda guerra mundial y en el escenario del nuevo orden político y económico. Orientándose la economía y comercio internacional hacía la cooperación entre los países, mediante el establecimiento de regímenes vinculantes a varios estados, la creación de organizaciones internacionales y la incorporación plena de la multilateralidad como rasgo característico de esta nueva forma de las relaciones económicas internacionales.

Previo a esto, existieron distintos tipos de convenios buscando lograr una cooperación económica entre naciones.  Las primeras manifestaciones se dan en los años 30 cuando se concretan los primeros acuerdos internacionales para regular el comercio de ciertos productos básicos, como el Convenio Internacional del Estaño (1931), el Convenio Internacional del Trigo (1933), el Convenio Internacional del Caucho (1934), el Convenio Internacional del Azúcar (1937), a los que se sumaría posteriormente el Convenio Internacional del Café.

Tuvieron su origen en el esfuerzo de países productores de materias primas, en algunos casos involucrando a los países consumidores, para regular el mercado internacional de materias primas, procurando márgenes adecuados de estabilidad de la oferta y demanda y de los precios internacionales.

En 1941 Roosevelt propuso a Churchill incluir entre los principios de la Carta del Atlántico la participación de todos los Estados en el comercio internacional. Dando lugar al acuerdo de Bretton Woods.

El nuevo orden económico tiene su expresión institucional en el establecimiento de organizaciones internacionales de carácter multilateral. Dando nacimiento al Fondo Monetario Internacional (FMI), encargado de promover y preservar la convertibilidad y estabilidad monetaria de los países miembros, y al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), posteriormente denominado Banco Mundial (BM), como mecanismo de financiamiento para la rehabilitación de las economías capitalistas.

Luego de mucho tiempo de negociaciones y en búsqueda del mismo proyecto de regulación internacional surgió el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT 1947).

Con la suscripción de la Carta de San Francisco (1945), se crea la Organización de Naciones Unidas (ONU). Objetivos primordiales: la preservación de la paz y la seguridad internacional, lograr el desarrollo y la cooperación económica entre naciones. Se crean comisiones, organizaciones y agencias especializadas, que han universalizado la cooperación económica internacional y logrado su alto grado de institucionalización actual.

Hoy en día, la cooperación económica internacional sigue plenamente vigente, constituye el telón de fondo de la evolución del sistema económico internacional hacia procesos de mayor internacionalización, complementación e interdependencia, siendo también la cooperación económica regional y su profundización, la base para el surgimiento de los modernos procesos de integración.

VENTAJAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL

EL comercio internacional permite una mayor movilidad de los factores de producción entre países, dejando como consecuencia las siguientes ventajas:

  1. Cada país se especializa en aquellos productos donde tienen una mayor eficiencia lo cual le permite utilizar mejor sus recursos productivos y elevar el nivel de vida de sus trabajadores.
  2. Los precios tienden a ser más estables.
  3. Hace posible que un país importe aquellos bienes cuya producción interna no es suficiente y no sean producidos.
  4. Hace posible la oferta de productos que exceden el consumo a otros países, en otros mercados. ( Exportaciones)
  5. Equilibrio entre la escasez y el exceso.
  6. Los movimientos de entrada y salida de mercancías dan paso a la balanza en el mercado
  7. Por medio de la balanza de pago se informa que tipos de transacciones internacionales han llevado a cabo los residentes de una nación en un período dado.

Con respecto a la Argentina el convenio de Cooperación Económica más importante al cual debemos hacer referencia es el MERCOSUR (Mercado Común Del Sur).

Las raíces del MERCOSUR son los acuerdos firmados entre Argentina y Brasil en la declaración de Iguazú en 1985 donde se expresaban las intenciones de enfrentar en forma coordinada problemas comunes, fortalecer los sistemas democráticos y reducir la desconfianza política y tensiones militares mutuas. Este intento fue implementado mediante el Programa de Integración y Cooperación Económica (PICE).

Tratado de Asunción:

En 1991 con los países de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay que constituirían el MERCOSUR, quedaría constituido a partir del 31 de diciembre de 1994. El MERCOSUR constituiría una unión aduanera que permitiría:

1- Libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países.

El establecimiento de un arancel común y la adopción de una política comercial común.

2- La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los estados partes.

3- El compromiso de los estados Partes de armonizar sus legislaciones, para fortalecer el proceso de integración.

4- El Tratado de Asunción, mediante el cual se instituye un mercado común entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, dio inicio a un proceso de integración. El cual se ha acelerado en cuanto al alcance de las metas, se ha profundizado en lo que se refiere al grado de integración pactada y se está ampliando con la participación a corto plazo de Chile, Bolivia, Venezuela y a largo plazo, de todos los países de América del Sur.

Artículo anteriorHospedajes en La Habana
Artículo siguienteOrganismos Internacionales

Reservá tus vacaciones

Fotografía