14 julio, 2024

Los buques portacontenedores se utilizan para transportar todo tipo de mercancías por todo el mundo. Dichas mercancías se llevan a través de contenedores. La capacidad de uno de estos buques destaca por encima de cualquier otro; el MOL Triumph puede transportar 20.170 contenedores lo que le convierte en el mayor del mundo. Salió de los astilleros surcoreanos Samsung Heavy Industries de Geoje (Corea del Sur) el 14 de marzo de 2017 y arrebató el puesto al MSC Oscar, con capacidad para 19.100 contenedores.

Tiene una eslora de 400 metros por 60 metros de manga y casi 33 metros de puntal (la altura del cuerpo del buque desde la quilla hasta la cubierta). Por estas dimensiones, el MOL Triumph está clasificado como Ultra Large Container Ship (ULCS).

Al salir al mercado estos nuevos buques gigantes es imposible no pensar en hasta dónde los puertos puedan acompañar al crecimiento de los portacontenedores.

Estos buques brindan un punto económico al poseer motores más eficientes, con menor consumo de combustible y que navegan a velocidades mas rápidas, pero por otro lado obligan a los puertos a hacer grandes inversiones en obras de infraestructura e inversiones en nuevo equipamiento en forma casi continua, al mismo tiempo que se debe lograr mayores profundidades de acceso a puerto mediante dragados que deben ser mantenidos regularmente. Por lo tanto se puede decir que el supuesto ahorro de costos que hacen los armadores se traslada en parte a los operadores portuarios.

En el ámbito local, en 1994, los nuevos concesionarios del Puerto de Buenos Aires ordenaron sus nuevos equipos para la carga y descarga de portacontenedores con buques de diseño tipo Panamax: de 32,3 metros de manga con solo trece posiciones de contenedores a lo ancho, capaces de transitar por las esclusas originales del canal de Panamá.

Con la evolución del mercado local, fueron adquiriendo nuevos equipos para ajustarse a las dimensiones crecientes de los buques post Panamax que arribarían al Rio de La Plata. Con un diseño de espigones de más de 100 años de antigüedad, el puerto de Buenos Aires fue evidentemente muy bien concebido ya que, con muy pocas modificaciones en su silueta original, y operando con algunas limitaciones, recibía buques portacontenedores de 332 metros de eslora, 48,2 metros de manga y una capacidad nominal de 9630 TEU en enero de 2016, logrando así poder ingresar al puerto buques cuyo tamaño estaba en el orden del 50% del máximo que se opera en el mundo.

 

Esto fue posible porque se realizo un acortamiento de la escollera este y se reconstruyo el morro en el Puerto de Buenos aires. La obra consistió en la ampliación de la bocana de acceso. La misma contaba con 200m de ancho libre de paso y se llego a 300m al final de la obra, posibilitando el ingreso de nuevas generaciones de buques de más de 300m de eslora y mangas superiores a los 40m ya que las instalaciones del puerto fueron construidas originalmente para embarcaciones de 180m de eslora aproximadamente. La obra permite una maniobra más segura de los buques que ingresan y egresan del vaso portuario, atendiendo las crecientes demandas internacionales de mayores dimensiones, pero sin lograr aun llegar a las medidas de estos gigantescos portacontenedores que actualmente operan en los puertos de Europa y Asia.

Fuente:

http://www.bbc.com/news/uk-england-hampshire-39882244

http://www.20minutos.es/noticia/2994000/0/el-portacontenedores-mas-grande-del-mundo/

http://www.lanacion.com.ar/1860607-el-dilema-del-tamano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *