15 junio, 2024

 

En el mundo globalizado en el que vivimos podemos decir que el stress se produce como un desequilibrio entre las demandas del ambiente (internas y externas) y los recursos disponibles del individuo; cuando esta demanda es excesiva frente a los recursos que se poseen es en donde se activa el estrés, el cual desarrolla una serie de reacciones adaptativas que movilizan los recursos e implican la activación fisiológica. Esta reacción de estrés incluye reacciones emocionales negativas tales como la ansiedad, la ira y la depresión.

Particularmente en este caso vamos a hablar del estrés en el ámbito laboral y de una de las enfermedades que  este provoca: Las Ulceras.

La presión cotidiana en el entorno  laboral puede provocar saturación física o mental del trabajador generando efectos adversos en su propia salud a mediano y largo plazo; esto afecta no solo en la calidad de vida del individuo que lo sufre, sino también en la productividad de la empresa, ya que esa persona no se encuentra en su condición optima de rendimiento para realizar las tareas que posee a cargo.

Una de las enfermedades más comunes es la ulcera por estrés; una ulcera es una lesión que tiene lugar en las paredes de las membranas mucosas que rodean los órganos del cuerpo.

Pueden desarrollarse en el estómago o en el intestino delgado y reciben el nombre de úlceras pépticas o úlceras gástricas. Es una lesión gástrica superficial, pero posteriormente y a causa de un tratamiento deficiente o ausencia de el puede derivar en  problemas graves del sistema digestivo.

El estrés o a la mala alimentación se le suma la presencia de una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori) que ataca los jugos gástricos del estómago afectando su normal funcionamiento.

Las úlceras son sumamente peligrosas porque muchas veces son asintomáticos, lo que significa que el enfermo no tiene ningún indicio de estar padeciéndola y recién cuando ha alcanzado una cierta gravedad se manifiestan. En cambio otras ulceras provocan dolor y cambios en el organismo. Se pueden identificar como ulceras Crushing que es la verdadera ulcera por estrés asociada al sistema nervioso y ulceras Curling las que reducen el flujo del estomago lo que interfiere con la mucosa gástrica.

Los síntomas que se pueden presentar son:

  • Dolor de abdomen: este síntoma se caracteriza por una pulsión entre el esternón y el ombligo; un dolor que puede comenzar como una simple sensación y transformarse lentamente en un dolor constante que se intensifica en los horarios de las comidas.
  • Sensación de plenitud: algunas personas manifiestan que sienten como si siempre estuvieran satisfechas y como si tuvieran una incapacidad para beber mucho líquido.
  • Gases y eructos: muchas personas se sienten constantemente aquejadas por estas desagradables eliminaciones de gas.
  • Náuseas: las personas que padecen úlcera y tienen este síntoma lo perciben durante las primeras horas de la mañana lo cual los lleva a desayunar malamente.
  • Cansancio y malestar: este síntoma es uno de los más comunes; las sensaciones de malestar suelen venir acompañadas de desgano y en muchos casos de alguna dolencia emocional.

El tratamiento adecuado que se le debe dar a este tipo de ulceras antes de que intervenga un profesional es cambiando lo hábitos, mejorando la rutina en torno a la alimentación y al ritmo de vida.

Luego comenzar una dieta baja en grasas que contenga alimentos que ayuden a amortiguar la presencia de ácidos en el estomago; el consumo de frutas y verduras y sobre todo la forma en la que administramos la alimentación: aprender a comer, lentamente y masticando todos los alimentos, esto ayudara al estomago en el proceso de digestión; cabe destacar que el consumo de alcohol y tabaco son aliados de las ulceras, ya que provocan acumulación de ácidos.

Otro método es dividir a lo largo del dia la alimentación en porciones chicas lo que hará que tu estomago este en constante funcionamiento y no solo tenga que funcionar  cuando comemos en abundancia.

El cambio en el estilo de vida es la decisión más inteligente para poder tratar las ulceras por estrés. El tiempo que se dedica para uno mismo, la realización de actividad física, pasar momentos al aire libre son sumamente recomendables para toda persona que las padezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *