27 febrero, 2024

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de empezar a taladrar son los elementos de protección personal, que son los siguientes:

  • Anteojos o pantallas de protección para la vista contra impactos (si aún así se introduce algo en el ojo, no hay que frotarse, se puede provocar una herida, hay que acudir directamente al botiquín)
  • Ropa ajustada, mangas encima de los codos y arremangadas hacia adentro.
  • Calzado de punta de acero de seguridad que proteja los cortes y pinchazos generados por virutas y contra caídas de piezas pesadas.
  • En caso de tener el pelo largo, se debe recoger y usar gorro protector.
  • Si se van a utilizar guantes deben ser de goma fina, recortados los dedos hasta la segunda falange

 

MÉTODO SEGURO DE TRABAJO

Antes de empezar a taladrar, hay que observar el taladro con detenimiento teniendo en cuenta:

-La velocidad del taladro, y comprobar que esté en la velocidad correcta para el trabajo en cuestión.

-La mecha, hay que comprobar que haya entrado recta en la mordaza. Para comprobar esto hay que poner en marcha el taladro durante un breve instante, si la mecha gira bien y sin tambalear quiere decir que está bien colocada.

-El cable, revisar si tiene cortes, si tiene pedazos de alambre sin cubrir y también comprobar si las conexiones al enchufe no están flojas o tambalean.

Una vez comprobado todo esto, podemos empezar a taladrar.

-El taladrado: se debe iniciar la perforación en el ángulo correcto y mantenerlo recto, con las manos firmes.

-Deben mantenerse las manos alejadas de la boca que gira.

-Siempre que no se use el taladro, se debe desenchufar de la toma corriente

-No se debe sostener con las manos la pieza que se trabaja, se debe sostener automáticamente con la presión que ejercen las manos.

-El material: al taladrar materiales muy resistentes como puede ser el metal, se necesita una mecha distinta, especial para esos materiales duros. Se debe ejercer mayor presión con las manos, aunque con precaución porque la presión excesiva puede recalentar el taladro y hacer que se trabe.

 

Una vez que se termine de taladrar, antes de transportarlo hay que sacarle la brocha, y para almacenarlo lo más práctico es instalar un gancho en un lugar seguro para poder colgarlo y que no moleste.