20 mayo, 2024

¿Para qué sirven los Documentos Comerciales?

Los documentos comerciales son todos los comprobantes por escrito en los que se deja constancia de las operaciones que se realizan en la actividad de una empresa, de acuerdo a los usos y costumbres generalizados y  a las disposiciones de la ley. Su misión es importante ya que en ellos queda la relación jurídica entre las partes que intervienen en una determinada operación. También nos ayudan a demostrar la realización de alguna acción comercial y por ende son el elemento fundamental para la contabilización. Estos documentos nos permiten controlar las operaciones practicadas por la empresa o el comerciante y la comprobación de los asientos de contabilidad. Existen muchos tipos de documentos comerciales a continuación se detallan dos de ellos.

En primer lugar el Remito, este comprobante se utiliza para realizar la entrega de los bienes vendidos. La persona que lo recibe deja constancia de su conformidad en él, quedando así el derecho del comprador a pagar y del vendedor a cobrar. Sirve como base para la confección de la factura.

Se imprime por triplicado: el original que firma el vendedor se entrega al cliente, el duplicado en conformidad del comprador y el triplicado por último permanece en el sector del depósito para dejar constancia de la salida de esa mercadería. No se registra en los libros contables, ya que generalmente se emiten sin valores.

En segundo lugar la Factura, es el documento que el vendedor le envía al comprador, debe tener determinado diseño y cumplir con requisitos establecidos por la Afip.
Como mínimo la factura debe extenderse por duplicado, el original para el comprador y el duplicado para el vendedor.

Respecto al vendedor: 1. Nombre y Apellido o razón social, 2. Domicilio legal, 3. Clave única de Identificación Tributaria (CUIT), 4. Número de inscripción en el impuesto a los Ingresos Brutos, 5. Condición respecto al Impuesto al Valor Agregado (IVA), 6.  Código de identificación del documento (A, B o C), 7.Fecha de emisión.

Respecto al comprador: Nombre y apellido, o razón social. Domicilio. Condición respecto del IVA. Clave única de identificación tributaria. Número de inscripción en los ingresos brutos.

Respecto a la mercadería: Cantidad y descripción. Precio unitario. Importe total. Condiciones de venta. Número de remito.

Respecto de la imprenta: Nombre  y apellido, o razón social. Clave única de identificación tributaria. Fecha en la que se realizó la impresión. Primero y último números de los documentos impresos. Número de C.A.I. (Código de Autorización de Impresión). Fecha de vencimiento.

Todo esto es importante por que, constituyen la base de información para el registro de las operaciones, facilitan las tareas de fiscalización y control fiscal, sirven de prueba ante terceros y a su vez son requeridos por disposiciones legales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *