21 junio, 2024

En Argentina rigen dos leyes nacionales respecto al tema de seguridad y salud (la 19.587 y la 24.557). La OIT establece como principio la protección del trabajador proporcionando normas, las cuales sirven para establecer la mayor seguridad en el trabajo. Los principios fundamentales sobre seguridad y protección en el trabajo son:
-convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores.
-convenios sobre los servicios de salud en el trabajo.
-convenio sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo.

los derechos fundamentales de los trabajadores son:
– la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva.
– la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.
– la abolición efectiva del trabajo infantil.
– la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

En los 16 años que funcionó, el sistema arrojó resultados muy positivos. Los más relevantes se relacionan con la reducción en la siniestralidad. Con datos oficiales de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo y tomando los casos más extremos, o sea las muertes ocurridas en los lugares de trabajo (excluyendo las muertes en el trayecto entre el domicilio y el trabajo), se observa que:
· En el año 1997 había 651 muertes en los lugares de trabajo, equivalentes a 14,9 muertes por cada 100 mil trabajadores.
· En el año 2011, luego de un sistemático proceso de reducción en la mortalidad, se registraron 543 muertes, equivalentes a 6,5 muertes por cada 100 mil trabajadores.
· Si en el año 2011 se hubiese mantenido la misma tasa de siniestralidad del año 1997 se habrían producido 694 muertes adicionales a las 543 ocurridas.
Estos datos, de fuente oficial, testimonian uno de los principales logros obtenidos gracias a la incorporación de un mecanismo innovador en las instituciones laborales, que es, un seguro social para gestionar los riesgos del trabajo. La tasa de mortalidad se redujo a menos de la mitad. Gracias a ello, en la actualidad se producen menos muertes que hace una década y media, aun cuando la cantidad de trabajadores cubiertos por el sistema casi se duplicó pasando de 4,4 a 8,3 millones de trabajadores bajo protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *