21 junio, 2024

El alojamiento es uno de los pilares esenciales de la Industria de la Hospitalidad y surge  como consecuencia de los primeros viajes realizados por las personas en la antigüedad. En esos tiempos los viajeros transitaban extensas distancias de un destino a otro, por diversos motivos, entre ellos: comercio, salud, cambios climáticos, visitas a parientes, etc, y durante su camino paraban al costado de la ruta para poder descansar y seguir viaje.

Es así como comienzan a instalarse los primeros alojamientos, los mismos se encontraban  ubicados al costado de la ruta, eran de estructura precaria pero le ofrecían a todo aquel que pasaba por allí, un cobijo y un plato de comida para poder continuar su camino.

Con  la evolución misma del hombre, de su historia y sus necesidades de consumo, el avance de la tecnología entre otros factores determinantes, la industria de la Hospitalidad fue incursionando nuevos rumbos.

Hoy en día los servicios brindados por los Alojamientos son muy diversos y responden a las diferentes necesidades de la demanda, con lo cual surge la necesidad de implementar cierto tipo de regulación y normas a cumplir para un mejor desarrollo  de todas las actividades que conforman la Industria de la Hospitalidad.

Cada tipo de alojamiento posee una Identidad propia, de acuerdo a sus funciones, servicios, objetivos, su misión y visión y sus valores, que se van acomodando a esta cambiantes demanda, es decir, los huéspedes, principales consumidores.

El alojamiento incluye en sí el concepto de vivienda pero incluye además muchos más tipos de habitación humana como el apartamento individual, la residencia colectiva para estudiantes u obreros jóvenes, los hogares para ancianos o los orfanatos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *