3 marzo, 2024

La Organización Internacional del Trabajo reconoce 4 grandes grupos de causas de accidentes:

Acto inseguro: Es la violación de un procedimiento que se considera seguro, es decir, es la negligencia de una persona lo que produce el principal factor de inseguridad. Ejemplos: distraer o molestar a otras personas que están realizando su trabajo, hacer trabajos de mantenimiento con la máquina en marcha, realizar operaciones sin estar autorizado, no utilizar los equipos de seguridad, adoptar posturas o posiciones peligrosas, no trabajar a la velocidad adecuada, emplear equipos inseguros.

Condición insegura: Es aquella condición que forma parte del objeto que ha estado directamente ligada al accidente y que podría haber sido protegida o evitada.Ejemplos:Condiciones ambientales que suponen un determinado riesgo, protecciones inadecuadas o defectuosas, ventilación defectuosa de los lugares de trabajo, ausencia de protecciones, iluminación inadecuada en los centros de trabajo., instalaciones mal concebidas o construidas, herramientas o equipos defectuosos.

Causas personales: Son causas internas al propio trabajador y causan gran parte de los accidentes. Ejemplos:hábitos inseguros, defectos físicos, desconocimiento del trabajo.

Medio ambiente: Al igual que las causas personales, son causas internas al trabajador, pero éstas están motivadas por el ambiente social donde las personas viven, trabajan y se desenvuelven. Ejemplos:Problemas de salud, sociales y económicos.

la Prevención debe hacerse en un sistema que comprenda los siguientes puntos:

 

  • Evaluación: es un reconocimiento de los peligros y riesgos presentes en los sectores y puestos de trabajo.
  • Eliminación: de los peligros y riesgos detectados en la evaluación, mediante el reemplazo de la máquina o situación que los genera o mejora de ingeniería en el establecimiento.
  • Aislación: de no ser posible la anulación de algunos de los riesgos, se deberá establecer un mecanismo que actúe como barrera entre los trabajadores y el riesgo.
  • Elementos de Protección Personal (EPP): resulta indispensable la provisión de elementos de protección personal certificados para todo el personal de acuerdo a las tareas que realiza.
  • Control: siempre que se implementen medidas en materia de Higiene y Seguridad en el trabajo se deberán implementar controles en forma periódica, lo que permitirá conocer si la medida es correcta o si es necesario continuar trabajando en la mejora.
  • Capacitación: para todos los trabajadores en medidas de Higiene y Seguridad relacionadas con la tarea que realizan así como también en el uso de elementos de protección personal.

En 2014, con un total de 9.003.968 trabajadores cubiertos, record histórico alcanzado en ese período, se registraron 421.080 accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (AT/EP) con días de baja, llevando a que el índice de incidencia se ubique en 46,8 AT/EP cada mil trabajadores cubiertos, 6,9% menos que en 2013.

Los mayores índices fallecidos se registran en “Electricidad, gas y agua” (173,9 trabajadores fallecidos cada millón de trabajadores cubiertos) y en “Construcción” (155,4 cada millón de cubiertos). La mayor caída del indicador se aprecia en “Explotación de minas y canteras” (-38,7%), que acumula una caída de la siniestralidad del 66,3% desde 2012.

Cabe destacar que a nivel país, el total de salarios pagados por días no trabajados a causa de accidente o enfermedad, fue de $7,6 mil millones de pesos. Esta cifra demuestra una vez más que la mejora en medidas de prevención no es un costo para el empleador sino una excelente inversión. Los AT/EP no solo tiene costos en salud para el sistema, sino para el empleador en términos de días laborales caídos, daños en máquinas y herramientas, capacitación en nuevos trabajadores, entre otros.

A nivel provincia, Santa Fe presenta el mayor índice de incidencia del país con 60,4 AT/EP con días de baja cada mil trabajadores cubiertos. Los siguen Córdoba (60,1), Mendoza (56,9), Rio Negro (55,3), Buenos Aires (54,9), Misiones (49,2), Chubut (48,4), San Luis (47,7) y Jujuy (47,7). El año anterior estas mismas provincias, con excepción de Jujuy, también se hallaban por encima del Índice de Incidencia promedio nacional.

A nivel mundial, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo que ha cifrado los fallecimientos generados a raíz de ambos en 2,3 millones por año. Asimismo, se producen una media de 860.000 accidentes que se saldan en lesiones.

En España en 2014 los accidentes graves tienen un promedio de 3.329 por año y 580 muertos El sector donde se ha percibido un descenso es en la construcción, mientras que en la agricultura se ha producido un aumento del 18%. Los accidentes mortales han escalado notoriamente, especialmente en la agricultura donde han tenido un 58% de crecimiento, y en la industria con un 25,8%.

Desglosadas por regiones, las cifras indican que el número de accidentes del trabajo se ha estabilizado en muchos países industrializados y de reciente industrialización, mientras que aumenta en países que están desarrollándose rápidamente en Asia y América Latina. Por ejemplo, el análisis de la OIT mostró que aunque el número de accidentes mortales y no mortales en el centro de trabajo permaneció estable o disminuyó en la mayoría de las regiones, en China, el número estimado de accidentes mortales aumentó de 73.500 en 1998 a 90.500 en 2001,2 mientras que los accidentes que provocaron tres días de ausencia del trabajo o más aumentaron de 56 millones a 69 millones. En América Latina, el aumento del número total de personas empleadas y el crecimiento del sector de la construcción, especialmente en Brasil y México, parecen haber provocado un incremento anual de los accidentes mortales de 29.500 a 39.500 durante el mismo período de tiempo.

Las enfermedades profesionales más comunes son el cáncer atribuible a la exposición a sustancias peligrosas, las enfermedades musculoesqueléticas, las enfermedades respiratorias, la pérdida de audición, las enfermedades circulatorias y las enfermedades transmisibles causadas por exposición a agentes patógenos. En muchos países industrializados, donde el número de muertes por accidentes relacionados con el trabajo ha ido disminuyendo, las muertes por enfermedad profesional, sobre todo la amiantosis, están aumentando.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *