26 febrero, 2024

Funciones y tareas del guía
El Guía de Turismo debe acompañar constantemente al turista y velar por su seguridad y bienestar. Además de brindarles la información detallada y completa del país, ciudad o lugar que visiten debe acompañar al turista en los traslados hacia el o los hoteles previstos para su alojamiento y en la salida hacia las terminales o lugares para su entorno.
Una de las funciones más importantes del guía es educar a los visitantes sobre las costumbres locales y la importancia de cuidar y respetar cada lugar que visita.
El guía recibe y despide a los turistas, colabora con los mismos en la tramitación de la documentación de embarque o desembarque, proporciona información sobre los servicios incluidos, orienta a los turistas en los trámites de inscripción en el hotel.
Al iniciar cada excursión menciona el itinerario a desarrollarse durante la jornada. Dicho itinerario puede ser poder visita a la ciudad, vida nocturna o excursión fuera de la ciudad, dando en cada paso la información adecuada y aprovechando la circunstancia parta dar otra información adicional sobre el lugar. Y dar las pautas de comportamiento.
También es importante hacer descargar o cargar los equipajes de los pasajeros, presentar la documentación de los mismos y despedirlos.
Para hacer bien su trabajo el guía debe contar con determinados elementos para hacer más eficiente su tarea, como puede ser equipo de sonido (megáfono, micrófono), equipo de primeros auxilios, ya que muchas veces las excursiones son a zonas deshabitadas, y los accidentes pueden suceder en cualquier momento, también material de información como pueden ser mapas, planos, guías, direcciones útiles, listados de servicios.
Coordinar con la agencia el tipo de servicio a ofrecer y la duración del mismo, para diseñar y organizar la visita turística, elaborando la información necesaria. Coordinar con la agencia el punto de encuentro con el turista, el número de turistas y el nombre del pasajero o grupo, y también coordinar la hora de inicio y término del tour.
Contar con información de los turistas que debe atender, para identificar características particulares (nacionalidad, edad, motivaciones, preferencias, limitaciones, etc.) y garantizar un servicio personalizado.
Llegar con anticipación al lugar o punto de encuentro, con el fin de ubicar la movilidad, coordinar con el chofer la ruta principal a tomar, las paradas en ruta y el tipo de desplazamiento al momento de pasar por los puntos de interés en la ruta.
Verificar la limpieza de la movilidad, la operatividad del micrófono.
Establecer los tiempos de tolerancia en la espera de los turistas para iniciar el desplazamiento y los criterios para decidir la salida, según las características del grupo y la disponibilidad del tiempo.
Antes del inicio del tour se debe explicar el circuito, lugares de visitas incluidos y el tiempo de duración del mismo.
La atención al turista o pasajero es también un medio para mejorar la calidad del servicio. No olvidemos que son ellos los gestores de las normas de calidad, gracias a sus sugerencias y necesidades. En la labor del guiado  nos encontramos con diferentes tipos de turistas, y es mediante el conocimiento de sus necesidades y el conocimiento del turista mismo, que se logra una atención personalizada.