12 junio, 2024

Aspirantes a jueces se quedan sin la habitación reservada un mes y medio antes en un hotel de la ciudad

Diez jóvenes abogados sevillanos llegan a Granada este pasado sábado con motivo del primer examen de las oposiciones a jueces y fiscales celebrado en la Escuela Superior de Ingenieros de Caminos con estudiantes de toda Andalucía. Entran en el hotel en el que tienen contratadas 5 habitaciones desde el pasado 21 de enero y se dan de bruces con una endiablada práctica que va a marcar su fin de semana: el overbooking.

La mañana comienza en disgusto para finalizar en bronca, poniendo hojas de reclamaciones y aceptando un traslado que permita no separar al grupo, para terminar de comer a las seis y media de la tarde cuando debían de andar por el tercer repaso de las preguntas que, a tipo test, van a condicionar su futuro en la judicatura.

No había habitaciones para todos. «Es inadmisible que teniendo una reserva garantizada se nos avise con menos de 48 horas de antelación de que se nos traslada de hotel», reseñan dos de las afectadas que luego inciden en que habían elegido su establecimiento por la «localización» cercana al campus de Fuentenueva donde se celebra el examen. Los llevan a un hotel considerablemente más lejos atendiendo a su petición de no romper el grupo y así dar el último repaso al examen juntos.

No vienen de vacaciones, sino a jugar el inicio de una partida decisiva en sus carreras de juristas tras años de estudios. Y consideran que les han estafado.

La normativa andaluza prohíbe y sanciona la práctica de la «sobrecontratación» de plazas hoteleras, y obliga a los establecimientos que incurran en ella a proporcionar alojamiento a las personas afectadas en otro hotel de la misma zona de igual o superior categoría, en similares condiciones a las pactadas, y a compensar los gastos ocasionados.

Interpondrán queja en Consumo y no descartan tomar medidas judiciales contra el hotel Urban Dream. Fuentes consultadas en el establecimiento advierten de que es habitual que en un fin de semana así “entran más reservas de la capacidad que tenemos en el hotel”. De este modo, con un overbooking encuadrado según esta versión en la más estricta legalidad, se le comunica a la agencia que una de las reservas va a ser desviada, un día antes, cuando podríamos haberlo hecho incluso sin comunicarlo previamente.

Al no estar tramitada como «reserva de grupo», estas fuentes consideran que lo que se hace con los jóvenes sevillanos es «un favor» dejando tres habitaciones libres finalmente en el hotel, dos de las cuales, inciden, se ocuparon con clientes procedentes de otros establecimientos granadinos con overbooking. Otra se quedó libre durante la tarde, a un precio superior del que habían pagado los jovenes damnificados que estaban indignados al verlo en Internet.

 

Con respecto a esta noticia aparecida en un periódico de Granada-España nos referimos al overbooking como una alternativa a ser utilizada por el personal hotelero en el caso de poder tener el hotel lleno cuando a veces se prevee que puede suceder el “no show” o cancelaciones de última hora ,caso contrario se deriva al pasajero/s a otro hotel que debe estar por la misma zona de igual categoría o mejor y a su vez se deben cubrir todos los gastos de desplazamiento y a su vez se le otorga una cortesía como un up grade en categoría de habitación o una cena o bebidas , en una palabra el hotelero tiene que dejar conforme al cliente por lo ocurrido.

El overbooking no es un hecho sancionable para el hotel, sino que es una estrategia licita que incide en lo económico.

Si en cambio el perjuicio se manifiesta con otros problemas que puedan ocurrir durante la estadía y que afecten al servicio contratado, como por ejemplo : querer cobrar adicionales no especificados como el cubierto en las comidas , sanitarios rotos, fallas en ascensores es decir un mantenimiento precario en el equipamiento de la habitación, las esperas para el check in y el check out, servicio de mucamas desbordadas desatendiendo sus funciones .en una palabra no cumplir los servicios concretos de una óptima hospitalidad hotelera

En resumen y ante todo el trato cordial ante el cliente posibilita la aceptación de las opciones sugeridas por los inconvenientes surgidos en la reserva atinente. Pues el cliente observa así la preocupación del personal para solucionar su situación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *