2 marzo, 2024

La agencia de turismo presta varios servicios relacionados con su actividad, entre ellos el servicio de guiado. Se trata de un guía de turismo cuya tarea se centra en realizar visitas guiadas a sitios de interes turístico y conducir y acompañar a un grupo de turistas por dicho lugar, proporcionándoles datos e información de utilidad que harán de su visita una experiencia mucho más significativa y enriquecedora.
Cuando los clientes son personas mayores, se les debe dar una atención mucho más esmerada, ya que además del servicio en si mismo, necesitan que se les brinde confianza, tranquilidad, seguridad y fiabilidad. Para esto es fundamental que el guía manifeste una cualidad de gran valor a la hora de trabajar en cualquier área relacionada con la atención al cliente: la empatía, que el guía pueda ponerse en el lugar de cada uno de los miembros del grupo para poder atender sus necesidades personales y brindarles la mejor atención posible.
Qué factores influyen en el cliente a la hora de contratar un servicio?
Por un lado el soporte físico para, en éste caso, la guiada: tener un buen medio de transporte en optimas condiciones, elementos para facilitar la comunicación, como un micrófono, etc.
Por otro lado, el precio y otros costos, ya que es fundamental para los usuarios evaluar el costo financiero del servicio en comparación con la calidad del mismo.
El lugar y el tiempo también son determinantes, ya que la rapidez y comodidad con que los clientes sean tratados determinará el resultado final de la experiencia, e influirá positiva o negativamente en su opinión.
La promoción y educación, es decir la información que reciba el cliente sobre el servicio que evalúa contratar es determinante, como también el proceso, es decir cómo se planifica, organiza y ejecuta el servicio turístico, cómo se llevará a cabo la guiada.
Y el personal de la empresa, desde el operador telefónico hasta el guía que acompañará al grupo deben estar capacitados y motivados a la hora de prestar el servicio, ya que esta buena predisposición será percibida por los turistas favorablemente.
En lo que a aptitud se refiere, es necesario que el guía (en éste caso será él la cara visible de la agencia) posea los conocimientos, experiencia y rasgos de carácter que hacen a la calidad del servicio. Un guía formado, experimentado y práctico hará que cada turista saque el mayor provecho posible de la visita.
La actitud es otro punto central a destacar. El guía de turismo, como “conductor” del grupo, tiene que desarrollar algunas características fundamentales a la hora de interactuar con los demás, como un comportamiento ejemplar en todo momento, el trato cordial, el respeto y consideración frente al grupo, la comunicación clara y fluida y, por supuesto, el saber escuchar. Que sea honrado y paciente, y que mantenga un aspecto cuidado y pulcro causará una impresión definitoria en las personas.
Y por último, un asunto importante es el uso correcto y eficaz del tiempo, ya que un guía que sabe adaptarse y ajustarse al tiempo programado no sólo le evitará gastos innecesarios a la empresa, sino que hará que los turistas puedan aprovechar su tiempo al máximo.
El guía eficaz puede garantizar una experiencia inolvidable a los turistas.
Por todo lo mencionado, se puede concluir que a la hora de tratar con los clientes, es indispensable mantener una aptitud y actitud correctas. Nunca perder de vista al cliente para poder adaptarse a el, y siempre demostrar que el principal interés de la empresa y de sus empleados es satisfacerlo.
Él cliente es quien hace que las expresas funcionen, y es quien siempre tendrá la ultima palabra a la hora de decidír qué servicio contratará y por qué. De ahí la gran importancia de cuidarlo, y hacer todo lo posible para que se sienta valorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *