12 junio, 2024

Conceptos a tener en cuenta en la Exportación de un producto

 Como exportar un producto

Internacionalizar un producto no es fácil. Se deben analizar variables de lo que se quiere exportar y de la empresa

El reto de un empresario para insertar su empresa y productos en los mercados internacionales, va mucho más allá de vender en el exterior por medio de contactos con importadores o realizar ventas esporádicas. Para exportar un producto es necesario tener una visión a largo plazo.

La internacionalización es una operación estratégica que involucra todas las áreas funcionales de la empresa, requiere dedicación, entusiasmo y prepararse para llegar a ser un exportador exitoso. Esto debe complementarse con un espíritu emprendedor comprometiéndose con la creatividad y el profesionalismo, teniendo presente cuáles son sus fortalezas y oportunidades y sus debilidades y amenazas.

¿Es exportable mi producto?

Para saberlo debo tomar en cuenta las siguientes variables en cuanto al producto que deseo exportar, las que me darán las características de mi oferta exportable. En definitiva me debo preguntar si mi producto es competitivo.

  • Características, diseño.
  • Presentación y/o embalaje.
  • Precio, calidad certificada.
  • Servicio de entrega, atención postventa.
  • ¿Ofrece algo distinto a lo que brinda mi competencia?

Como preparar tu producto para exportarlo

Para saber cómo exportar un producto se debe tener claro que la fase de preparación de un producto para su exportación es crítica. Debes esperar tener que aplicar un cierto grado de adaptación de tu producto para venderlo fuera del mercado nacional antes de hacer tu primera venta. No te lances y comiences a vender. Consulta a los clientes potenciales, mayoristas, agentes, embajadas, etc. para determinar la mejor estrategia para vender tus productos en el mercado extranjero.

Estudiar los productos de la competencia en el país en el que quieres hacer negocios es una gran forma de enfocarse en lo que funciona en ese mercado. Si no puedes visitar el país y revisar los estantes tú mismo, ponte en contacto con personas en ese país y ve si te pueden informar cuales productos son comparables a los tuyos.

Mientras tanto, toma una muestra del producto que deseas exportar y recorramos la lista de verificación:

 Verifica el nombre de tu producto

Claro, suena muy bien para ti, pero ¿qué significa en el mercado objetivo? Averígualo de antemano. Si no lo haces, acabaras con un fiasco como el que tuvo Chevrolet cuando presentaron el Nova en Venezuela, sin tomar en cuenta el parecido entre Nova y “no va”.

El tamaño o cantidad del producto en sí mismo

El tamaño puede ser perfecto en tu país, pero demasiado en Japón, donde el tamaño de la familia típica es menor. Una sola hamburguesa puede alimentar a un americano, pero la misma hamburguesa vendida en Francia podría ser un almuerzo para dos o tener que ser arrojada a la basura. Si se desperdicia demasiado de tu producto, no es económico ni conveniente para tu consumidor, por lo tanto no lo comprara. Peso y medida del producto a exportar

Indica los pesos y las medidas en tus etiquetas, de acuerdo a las medidas estándar locales. El sistema métrico es considerado el estándar global, pero debes corroborarlo.

Pasos para exportar con éxito

Cualquier persona que tenga algún producto o servicio puede exportar, o por lo menos intentarlo. Pero el éxito está muy lejos de ser garantizado. En el mejor de los casos, exportar puede ser un proceso complejo y desafiante. Sin embargo, cuando se ataca siguiendo un plan deliberadamente cuidadoso, exportar puede ser una estrategia de crecimiento para cualquier empresa.

Compromete a exportar

Tanto como si seas el propietario único de un negocio o dirijas una fábrica de 1500 empleados, la exportación ofrece oportunidades de crecimiento, aumento de las ventas y mercados diversificados. Pero el producto o servicio es solamente el comienzo.

Exportar requiere tiempo y esfuerzo. También muchos recursos y un verdadero compromiso para competir más allá de las fronteras. Si te enfocas y has realizado una evaluación acerca de tu disposición para entrar a un mercado global, estás listo para el próximo paso. Identifica tus fortalezas, debilidades, objetivos y posibles estrategias.

Investiga para encontrar el mercado adecuado

Hacer un estudio de mercado ayuda a tomar decisiones de marketing entregándote una imagen clara de los factores económicos, políticos y culturales que afectan tu habilidad de vender tu producto o servicio. La investigación de mercado te ahorra tiempo, dinero y esfuerzos reduciendo tu exposición a los imprevistos.

Existen dos grandes tipos de investigación de mercado. La investigación secundaria consiste en información recolectada a partir de fuentes publicadas (libros, periódicos, reportes de mercado, estudios y publicaciones periódicas) y el Internet.

La investigación de mercado primaria ayuda a llenar los vacíos críticos a través del contacto directo con expertos clave, clientes y otras fuentes de información. Este tipo de investigación involucra técnicas de contacto personal como entrevistas y consultas y es mejor cuando se intenta llevar a cabo luego de haberte familiarizado con el mercado potencial a través de la investigación secundaria.

Es necesario revisar la conveniencia de seleccionar a quién venderé mi producto y por lo tanto revisar las especificidades que cada forma de venta tiene. Esto dependerá del mercado al que desee exportar y los canales de distribución que ahí existan.

  1. Exportación directa: Venta directa a clientes, venta a mayoristas / minoristas, venta en ferias, etc
  2. Exportación indirecta: Venta a través de una empresa de exportación o un distribuidor a mercados extranjeros con sede en el país, venta a través de empresas extranjeras con sede en el país, venta mediante representantes o comisionistas de exportación, con sede en el país, etc.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *