27 febrero, 2024

Antes de iniciar, es importante comenzar hablando de qué es el planeamiento en una empresa.

Durante décadas, los ejecutivos confiaron plenamente en la ilusión de que gracias a la planificación se podía prever el futuro crecimiento de la empresa, siguiendo el comportamiento pasado de algunas variables. Tal paradigma en los tiempos actuales es totalmente absurdo. El peso del contexto es cada vez mayor, en un mundo donde las grandes transformaciones políticas y económicas se suceden precipitadamente. El concepto mismo de planificación en el tiempo fue modificándose y hoy responde a un proceso mucho más conectado con la realidad cambiante de los negocios.

La organización actúa en un escenario turbulento, donde, la única constante es el cambio. Así algunos de estos cambios son inevitables, como por ejemplo: la creciente competencia y/o tendencias tecnológicas; mientras que otros cambios son resultados de nuestros propios esfuerzos.

El proceso de Planeamiento comprende 2 tipos de cambio, los de carácter inevitable y los de carácter creativo.

El Planeamiento involucra el dominio de temas como la demanda por nuestros productos y/o servicios, los factores que afectan nuestra capacidad de oferta, nuestras fortalezas, debilidades y oportunidades; el análisis del entorno competitivo y cambios tecnológicos, así como las implicancias de carácter financiero inherentes a las decisiones operativas, más conocidas como amenazas.

El Planeamiento es importante porque ofrece a la empresa las siguientes ventajas:

  • Obliga a los ejecutivos a ver el planeamiento desde la macro perspectiva, señalando los objetivos centrales, de manera que las acciones diarias acerquen más a las metas.
  • Mantiene a la vez el enfoque en el futuro y el presente.
    Refuerza los principios adquiridos en la visión, misión y estrategias.
  • Fomenta el planeamiento y la comunicación interdisciplinarios.
  • Asigna prioridades en el destino de los recursos.
  • Mejora el desempeño de la empresa.
  • El desarrollo de una buena planificación produce beneficios relacionados con la capacidad de realizar una gestión más eficiente, liberando recursos humanos y materiales.
  • Favorece a la Dirección y coordinación empresarial al unificar esfuerzos y expectativas colectivas.
  • Optimiza los procesos en las Áreas al traducir los resultados en logros sinérgicos.
  • Contribuye a la creación y redefinición de valores corporativos, que se traducen en:
    – Trabajo en Equipo.
    – Compromiso con la empresa.
    – Calidad en el servicio.
    – Desarrollo humano (personal y profesional).
    – Innovación y creatividad.
    – Comunicación.
    – Liderazgo, etc.

FACTORES QUE DEBEN TENERSE EN CUENTA EN EL PLANEAMIENTO:

  • EL ENTORNO:La empresa existe en el contexto de un complejo mundo comercial, económico, político, tecnológico, cultural y social. Este entorno cambia y es más complejo para unas empresas que para otras. Puesto que a la estrategia le incumbe la posición que mantiene una empresa con relación a su entorno, la comprensión de los efectos del entorno en la empresa es de importancia capital para el análisis estratégico
  • LOS RECURSOS:Así como existen influencias externas sobre las empresas y sobre su elección de estrategias, también existen influencias internas. Una de las formas de estudiar la capacidad de una empresa es considerar sus puntos fuertes y sus puntos débiles (qué es lo que la empresa hace bien y en qué falta, o donde se encuentra en ventaja o desventaja competitiva). Estos puntos fuertes y débiles pueden ser identificados a través del estudio de las áreas, Recursos Humanos y recursos materiales de la empresa, como las instalaciones, su estructura financiera y sus productos/servicios.
  • LAS EXPECTATIVAS: Los que esperan del futuro los diferentes agentes es importante, pues influirá en lo que se considera aceptable en términos de estrategias anticipadas por la Alta Dirección.