21 junio, 2024
  1. ¿Para que trabajamos? ¿El trabajo es un negocio?
    Al ser participe de una empresa, se puede observar como las nuevas generaciones deciden abandonar la empresa, porque no encuentran un “propósito” a su trabajo, estos casos suceden en muchas empresas, y por lo tanto, las empresas tendrán que transformarse, entenderlo y cambiar, o nunca lograran mantener a este tipo de talento.
    Esto ha hecho que la mayoría de la gente quiera que su trabajo sea el reflejo de su verdadera pasión. Las personas que encuentran una vocación y consideran su trabajo importante para su realización personal, llevan en la cabeza la idea de que su trabajo hace que el mundo sea un lugar mejor. A diferencia de otras personas que siguen influenciados por los pensamientos del pasado, disfrutan poco y tienen un compromiso mínimo y sin significado. Si preguntamos a las personas que encuentran pasión al realizar su trabajo, si pudieran ayudar a los demás a encontrar esa pasión, la respuesta probablemente sería que no. Y no por egoísmo, sino porque la mayoría de los líderes tienen que estar concentrados en la promoción y no en ayudar a encontrar “la pasión”, “el propósito” a sus colaboradores. Por esta razón no pueden conectar sus valores y motivaciones con la misión de su empresa y con su trabajo.
    Es una triste realidad, la mayoría de las personas desean “trabajar en lo que los apasiona” pero pocos lo han logrado.
    Al privar a las personas de un trabajo con realización, se producen los empleados “sin misión”, la falsa idea de que las personas deben trabajar de buena manera para conseguir dinero y más dinero, provoca una mentalidad pobre . Es muy mal negocio convencer a las personas que el salario es lo único importante, ya que se frustran muchas oportunidades de mejoramiento en el negocio.
    El desafío para los líderes es construir un trabajo con propósito, así no se preocupen por las personas sino por el resultado financiero, pero que logren construir uno o más proyectos con visiones claras.
    Cualquier trabajo puede ofrecer satisfacción a las personas, pero hay factores como la autonomía, los desafíos y objetivos claros, que afectan positivamente en el bien estar de las personas. Los empleados conectados a una “elevada misión” son mucho más eficaces y eficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *