16 junio, 2024
La contabilidad en una empresa es lo principal que uno deberia pensar cuando quiere empezar a formar una. 
Por diferentes motivos, algunas de ellas es que ayuda a ver la forma de vida de la empresa para que sigua funcionando desde que empieza a largo plazo.
Para empesarla no es suficiente tener la idea, sino que hay que saber como organizarla, que recursos hay que tener tanto personal como material.
La contabilidad, quizás es el elemento más importante en toda empresa o negocio, por cuanto permite conocer la realidad económica y financiera de la empresa, su evolución, sus tendencias y lo que se puede esperar de ella.
La contabilidad no sólo permite conocer el pasado y el presente de una empresa, sino el futuro, lo que viene a ser lo más interesante.
La contabilidad permite tener un conocimiento y control absoluto de la empresa. Permite tomar decisiones con precisión. Permite conocer de antemano lo que puede suceder. 
Considera que realizar tu Contabilidad de forma personal o mediante un experto te permitirá:
1. Tener un control de todas las ventas del día para conocer los ingresos diarios.
2. Llevar la cuenta de todos los gastos, como compras a proveedores, rentas, consumo de servicios, 
  • Gastos de márketing
  • Costes de ventas
  • Costes de oficina
  • Instalaciones y edificios (alquiler, costes de agua, luz, teléfono e internet, etc.)
  • Coches y otros vehículos
  • Inmovilizado
  • Compra de existencias (materias primas y bienes acabados)
  • Honorarios legales y de contabilidad
  • Inversiones, patentes y otros derechos
  • Seguro y cuotas
  • Costes bancarios y de financiación
  • Rendimientos dinerarios (sueldos de los empleados, cuotas a la Seguridad Social, etc.).
  • Impuestos
 esto se plasma en la parte de egresos.
3. Hacer un balance general entre ingresos y egresos, llevando registro de las facturas o tickets emitidos, para compararlos fácilmente si fuera  necesario.
4. Administrar el inventario de productos e insumos. Puedes seguir el modelo de ingresos y egresos de dinero: anotas la cantidad ingresada (comprada) de cada producto, y en la columna conjunta anotas la cantidad del producto que va siendo vendido (también el que estuviera defectuoso). A simple vista puedes saber cuántas unidades te quedan de cada cosa.
5. Controlar los servicios que estamos utilizando, como los recibos del agua, de la luz, del teléfono, entre otros. Si hay personal a cargo, no debes olvidar contar con las planillas en orden para los pagos correspondientes, al igual que los seguros por accidente.
ALUMNA: MARICEL BALMACEDA
SEDE NORTE
ASIGNATURA: CONTABILIDAD
CARRERA: ADMINISTRACION DE EMPRESA «I»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *