20 febrero, 2024

La microeconomía es una herramienta necesaria para el mundo comercial que se encarga de estudiar el comportamiento económico en forma de micro unidades, estos son los consumidores, empleados, empresas, inversores y mercados. También se basa en conocer el comportamiento del cliente en el mercado para establecer alguna teoría económica que se ajuste al sistema.

Esta tiene influencia dentro de las industrias productoras, concentrándose en la forma de trabajo de las mismas y cómo realizar la asignación de ciertos productos y cuánto se busca producir. Para ello se necesita conocer la conducta/comportamiento de la sociedad.

Las relaciones públicas pueden ayudar en el estudio del comportamiento debido a que una de sus funciones es el estudio de la sociedad, haciendo uso del feedback como seguimiento de clientes y potenciales clientes que puedan interesarse en un producto y/o servicio y ayudar así a elegir el mejor medio de comunicación para llegar a ellos. Resolviendo interrogantes como ¿Qué les gusta? ¿Cuánto estarían dispuestos a gastar por ello? ¿Qué necesitan?, etc. Se centra en el estudio de las relaciones humanas y de las organizaciones, lo cual ayuda a saber cómo estas afectarían al desarrollo económico.

Hay teorías básicas en la Microeconomia:

Teoría del consumidor: Donde los consumidores tienen ciertas preferencias sobre bienes y servicios y no necesariamente debe ser el mismo.

Teoría de la demanda: Basándose en cierta gama de productos, a través de cálculos puede conocerse los movimientos dentro del mercado.

Teoría del productor: Las empresas encargadas de la producción del producto organizan y planifican la elaboración para aumentar los beneficios económicos.

Teoría del equilibrio general. Parte de un conjunto de elementos tanto generales como específicos; observa la variedad de mercado y las relaciones de oferta-demanda.

Teoría de los mercados de activos financieros: Divide al mercado en modelos como Oligopolio y Monopolio.

Las Relaciones Públicas se encarga de estudiar las preferencias de los consumidores, ayudar a realizar estadísticas que apoyen los cálculos que permitan conocer el mercado. Asesorar sobre cómo manejar las ventas de productos y servicios lo que conllevará a aumentar los beneficios de la empresa, esto también se refleja en la oferta y demanda.

Las Relaciones Públicas tiene como finalidad el estudio del comportamiento humano con el objetivo de asesorar a la empresa que representa a comprender las necesidades de los consumidores, y ayudar así a que ajuste su estrategia económica para saber dónde, cuándo y cómo debe atacar el mercado destino.

Aunque no lo parezca a simple vista, el trabajo de un Relacionista Público pone su grano de arena con cada acción en cada empresa en la que trabaja, ayudando así al movimiento económico dentro de la microeconomía.