16 junio, 2024

Las relaciones públicas son el conjunto de acciones destinadas a crear y mantener una imagen sólida y respetable tanto para el público interno como externo de una empresa u organización, no solo enviando mensajes en pro de la organización y sus actividades sino también recopilando información sustancial de sus clientes o consumidores y así conocer sus gustos, necesidades, intereses, opiniones, etc. con el fin de tratar de cubrir mejor sus necesidades.

La imagen de una empresa es de vital importancia para su desarrollo y evolución, ya que de  ninguna manera podrá desarrollar su potencial sin una imagen positiva, llamativa y de interés para sus públicos y metas.

El hablar de organizaciones en el mundo empresarial, también estamos hablando de relaciones. Esto se da cuando un grupo de personas que buscan un objetivo en común combinan recursos para lograrlo. El ser humano, la persona, en su concepción de las relaciones y de lo social, traslada mucha parte de su esencia y su desarrollo al mundo del trabajo y todo  lo que se produce y se gestiona desde allí. A partir de su experiencia laboral, la persona traza y define conceptos de relaciones marcadas por los espacios comunicacionales propios y de la esencia misma de la empresa.

Hoy, las comunicaciones como sistema y proceso en las empresas se convierten en el eje transversal de las organizaciones. A partir de estas, otras acciones como el servicio, comercialización, cultura, calidad organización, gestión del conocimiento se integran en estrategias o  de elementos diferenciadores de las empresas modernas.

En el ámbito externo, ese aspecto comunicacional integrado a la comercialización y al servicio del cliente se convierte en el manejo de las relaciones con públicos externos que buscan en el largo plazo la consolidación  de clientes y grupos alrededor de la empresa y atracción de nuevos. Hablamos de proveedores, clientes, gobierno, comunidad, otros sectores que integran el entorno de la organización.

Las relaciones humanas en el lugar de trabajo son una parte de vital importancia que hace que un negocio funcione. Los empleados de diferentes jerarquías a menudo tienen que trabajar juntos en proyectos, comunicar ideas y proporcionar la motivación para hacer las cosas. Sin una cultura del trabajo estable y acogedora, pueden surgir retos difíciles tanto en la dirección de la gestión de los empleados como en la línea inferior. Las empresas con centros de trabajo de acoplamiento y una mano de obra bien formada son más propensas a retener y atraer empleados calificados, a fomentar la lealtad entre los clientes y más rápidamente se adaptan a las necesidades de un mercado cambiante.

La calidad de las relaciones administrativas o laborales es esencial para la retención de empleados. Los directivos deben recordar que la rotación de empleados es económicamente más costosa, además cada empleado nuevo requiere una inversión considerable de tiempo y energía en su reclutamiento y entrenamiento, y la ruptura con empleados de considerable antigüedad a veces puede ser un reto, especialmente si las circunstancias no son muy amigables. Asegurar que los empleados de calidad sigan interesados y comprometidos en el negocio u objetivos, requiere de paciencia, compasión, flexibilidad, pero todo esto puede hacer que el negocio sea más sólido financieramente o alcance sus objetivos de manera más segura.

Entonces, podemos afirmar que las buenas relaciones laborales ayudan a prevenir conflictos internos dentro la organización tales como falta de información, toma de decisiones sin informar, etc. Esto hace que los empleados de menor jerarquía no se sientan excluidos de la misma, al contrario si se sienten participes, la motivación para seguir trabajando sería constante y estable y los resultados serían sumamente positivos.

Ahora bien, el público externo, que es todo grupo o individuo social ajeno a la organización es muy cambiante, complejo y heterogéneo. Engloba a clientes, proveedores, distribuidores, comunidad, sociedad, medios de comunicación, etc. Debemos hacer las actividades que consideremos necesarias, para generar mensajes dignos, crear y mantener una buena imagen y así mejorar la relación con los mismos, ya que llegar a ellos debe ser unos de nuestros principales objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *