25 mayo, 2024

En una tintorería de Capital en la zona de Villa Crespo, hace una semana comenzó a trabajar Camila, una chica de 25 años. Al ser una tintorería de barrio, Camila no conto con una capacitación formal, una compañera de trabajo le explicaba sobre la marcha, olvidándose de algunos detalles que no consideraba tan importantes. El día lunes por la mañana, una clienta ingresa al local a dejar una camisa que debía ser lavada, planchada y almidonada. Camila muy amable toma la camisa de la señora y le indica que vuelva a retirarla en 3 horas.

Transcurrido dicho periodo la clienta ingresa al lugar y al recibir su camisa la revisa, nota una mancha, enojada y de una forma no tan amable le pide explicaciones. Camila realmente no sabía que había ocurrido, tampoco que productos se utilizaron, ni mucho menos como resolver una situación de este tipo. Indignada, la señora pide hablar con su supervisor. Luego de examinar la prenda notan que la mancha preexistía en la camisa antes de que ingrese a la tintorería. La clienta entiende y se retira un poco avergonzada por su mal trato.

Analizando la situación notamos que si Camila hubiera contado con una capacitación introductoria con los conocimientos suficientes para poder desenvolverse en su área sin problemas, esta situación se evitaría. ¿Cómo podría haber sido capacitada Camila? Principalmente ella debía revisar la prenda junto al cliente para verificar si posee manchas y/o roturas anteriores. Luego podríamos pensar que una capacitación de cómo manejar a un cliente enojado hubiera sido efectiva. Pero… ¿Qué entendemos por capacitación?

La capacitación laboral no es solo lo que la persona aprende, sino lo que puede aplicar diariamente, reflexionando y accionando. Al mismo tiempo esta misma es una construcción de oportunidades y una respuesta educativa integradora, porque es capaz de satisfacer una necesidad de capacitación dentro de las posibilidades de un marco organizacional. Busca mejorar la actitud, conocimiento, habilidades o conductas de su personal.

Se centra en la adquisición de saberes y competencias requeridas para obtener, generar o mantener un trabajo digno y para lograr mayores niveles de competitividad y una comprensión clara de los procesos productivos reales.

El objetivo principal por el cual una empresa capacita a su empleado es porque busca perfeccionar al colaborador en su puesto de trabajo, en función de las necesidades de la empresa, en un proceso estructurado con metas bien definidas.

Como en la situación  anterior, la necesidad de capacitación  surge cuando hay diferencia entre lo que una persona debería saber para desempeñar la tarea asignada y lo que sabe realmente.

La organización capacitando al empleado lo protege, ya que no solo mejorara su productividad sino que además tiene importantes efectos sociales. Los conocimientos, destrezas y aptitudes adquiridos lo perfeccionan para trabajar y también en su vida cotidiana

Al igual que la capacitación para que pueda desarrollarse en su área laboral, también es importante que el empleado esté capacitado para saber actuar ante cualquier situación de riesgo,  accidente laboral, etc.

Esto es muy importante porque aunque los accidentes laborales tienen su origen en las condiciones físicas peligrosas o actos inseguros que se realicen, en la mayoría de los casos, el elemento determinante es el acto del trabajador. La capacitación adecuada es la herramienta más eficaz para enseñar a los colaboradores la manera correcta de desarrollar sus actividades, teniendo siempre como prioridad su propia seguridad y la preservación de su estado de salud.

Imaginen en un caso extremo que la tintorería ocurra un incidente, se genere un incendio pequeño, ya que se trabaja con sustancias inflamables, los empleados no cuentan con la capacitación necesaria para saber utilizar el extintor y el fuego se expande por todo el lugar. Hasta podrían surgir algunas explosiones en el mismo. Aquí es donde interviene la seguridad e higiene en el trabajo, quienes son las personas que cuentan con los conocimientos necesarios para poder brindar la capacitación correspondiente a los colaboradores dependiendo de su lugar físico de trabajo. En el caso de la tintorería se puede capacitar a los colaboradores informándolos sobre los químicos que utilizan en el lugar como por ejemplo, el ácido acético que es un líquido claro e incoloro, tiene un olor muy picante. Es miscible con agua, alcohol, glicerol y éter. Insoluble en sulfuro de carbono. Este mismo se utiliza en las tintorerías para evitar o neutralizar posibles sangrados de color durante el proceso de desmanchado de prendas o tejidos y neutralizar algunos posibles procesos de lavado alcalinos.

Los vapores de ácido acético pueden formar mezclas explosivas con el aire, provocando un riego de incendio por liberación de hidrogeno. Ciertos vapores tienen una acción irritante sobre las mucosas, especialmente sobre la conjuntiva, rinofaringe y tracto respiratorio superior. Además de otros riegos, la piel de las palmas de las manos es la más expuesta al producto, llegando a secarse y agrietarse, tornándose hiperqueratósica (engrosamiento de la piel), por lo que pequeñas erosiones y cortes curan muy lentamente.

¿Cómo se puede prevenir esto?

Las zonas de almacenamiento deben estar bien ventiladas, para que no se formen concentraciones peligrosas, además de utilizar envases de acero inoxidable o de cristal. En caso de derrame o fuga de líquido hay que neutralizarlo con soluciones alcalinas. Para evitar el daño en las vías respiratorias y de las mucosas, la concentración atmosférica del ácido debe mantenerse por debajo del nivel máximo permisible. Es fundamental que haya extractores locales, ventilación general, etc. Para el colaborador es necesario que use protección para la cara, ojos las manos y los brazos, equipos protectores de respiración.

Luego de esto llegamos a la conclusión de que es necesaria la capacitación de todo tipo en el área laboral, porque un trabajador capacitado, trabaja con mayor seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *