21 febrero, 2024

Síndrome del túnel carpiano

 Definición:

Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

El nervio mediano proporciona sensación y movimiento al lado de la mano en el que se encuentra el dedo pulgar. Esto incluye la palma de la mano, el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo medio, y el lado del dedo anular del lado del pulgar.

La zona en la muñeca donde el nervio entra en la mano se llama túnel carpiano. Este normalmente es angosto. Cualquier inflamación puede pellizcar al nervio y causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. Esto se llama síndrome de túnel carpiano.

Algunas personas que presentan este problema nacieron con un túnel carpiano pequeño.

El síndrome del túnel carpiano también puede ser causado por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca una y otra vez. El uso de herramientas manuales que vibran también puede llevar a este síndrome.

Causas:

Los estudios no han demostrado que el síndrome del túnel carpiano sea causado por escribir en una computadora, utilizar un ratón o repetir movimientos al trabajar, tocar un instrumento musical o practicar deportes; pero estas actividades pueden causar dolor e hinchazón de los tendones o la bursa de la mano, la cual puede estrechar el túnel carpiano y provocar síntomas.

El síndrome del túnel carpiano ocurre casi siempre en personas de 30 a 60 años de edad y es más común en las mujeres que en los hombres.

Debido a la naturaleza neurológica del Síndrome del túnel del carpo, es posible que los síntomas se presenten por otras causas, incluyendo la columna cervical e incluso el codo. Si se tiene síntomas que se extienden por encima de la mano y la muñeca, insista en que su fisioterapeuta haga una evaluación minuciosa para determinar la verdadera fuente de los síntomas.

Diagnostico:

Una serie de pruebas que se utilizan para ayudar a diagnosticar el túnel carpiano son, como por ejemplo, la prueba de Phalen. Consiste en una maniobra en la que son empujados los dorsos de las manos una contra la otra con los dedos mirando hacia abajo y se mantiene durante un minuto. Si los síntomas del túnel carpiano se reproducen, la prueba es positiva.

Otra prueba se llama la prueba de Tinnel que consiste en golpear la base de la muñeca en el túnel carpiano para ver si el nervio mediano se irrita. Una prueba positiva es la reproducción del dolor o síntomas neurológicos.

Una de las pruebas de diagnóstico más común para ayudar a determinar el origen de los síntomas es una prueba de conducción nerviosa, además de esto, se puede realizar un eléctromiograma para determinar si la musculatura inervada por el nervio comprimido a llegado a afectarse. Antes de la cirugía se discute estos resultados que deben ser evaluados a fondo.

Tratamientos:

Como la inflamación de los tendones locales pueden contribuir a los síntomas del túnel carpiano, la reducción de la inflamación es un objetivo del tratamiento farmacológico. Además de los medicamentos, el uso de la terapia con hielo puede ayudar a reducir la inflamación local. Debido a la naturaleza neurológica del túnel carpiano, si el uso de hielo aumenta el dolor local y sensación de hormigueo, minimizar el tiempo de hielo de 10 minutos a 5 minutos.

Lo principal para el tratamiento de los síntomas es la limitación de actividades agravantes. Si escribir es el agravante principal, el uso de accesorios ergonómicos para escribir minimizará el estrés sobre el nervio. El uso de un cojín para el teclado mejora el ángulo de la muñeca. La sujeción entre el pulgar y el dedo índice puede llegar a ser débil, por lo que el uso de instrumentos de escritura con un diámetro mayor puede ser útil.

En los casos de dolor intenso y específicamente si los síntomas se producen por la noche, se recomienda el uso de la férula para la muñeca. La férula ayuda a mantener la muñeca en posición neutra, evitando la compresión del túnel.

 El tratamiento fisioterapéutico para el Síndrome del túnel del carpo puede incluir la electroterapia, el masaje del tejido blando, y el ejercicio y los estiramientos. Los objetivos de la fisioterapia son mejorar la movilidad de los tejidos blandos, la flexibilidad el nervio para disminuir su atrapamiento y restaurar y estimular la fuerza muscular

Cirugía:

La investigación ha indicado que el tratamiento conservador del túnel carpiano suele tener éxito en el tratamiento de síntomas leves y moderados. Sin embargo, en los casos con síntomas graves donde el tratamiento conservador ha fracasado, el tratamiento quirúrgico del síndrome del túnel carpiano es la mejor opción.

Consiste en cortar el ligamento carpiano transverso y se realiza bajo anestesia local, el tiempo para retomar las actividades diarias de antes está entre 15/20 días. Ejecutar una pequeña incisión en la palma de la mano que tendrá como resultado la formación de una pequeña cicatriz después de la operación. El beneficio puede ser inmediato o puede tardar varias semanas, dependiendo de la condición del paciente antes de ir al médico.