13 julio, 2024

La carga física son los requerimientos físicos a los que el trabajador se ve sometido a lo largo de la jornada laboral , englobando las posturas adoptadas durante el trabajo, como los movimientos realizados, la aplicación de fuerzas, la manipulación de cargas o desplazamientos.

La evaluación de la carga física en un puesto de trabajo, servirá para determinar si el nivel de exigencias físicas impuestas por la tarea y el entorno donde esta se desarrolla, están dentro de los limites fisiológicos y biomecánicos o, por el contrario, pueden llegar a sobrepasar las capacidades físicas de la persona, con el consiguiente riesgo para la salud.

Cualquier actividad de tipo físico requiere un consumo de energía directamente proporcional al esfuerzo realizado.

Esfuerzo muscular dinámico o trabajo dinámico

El trabajo es calificado como dinámico cuando hay una sucesión de tensiones y relajaciones de los músculos que intervienen en la actividad. Cuando esta, es muy dinámica se consume mayor energía y mayor cantidad de oxígeno.   Cuanto más intensa sea la actividad mayor será la frecuencia cardíaca del ejercicio y mayor será el tiempo de recuperación.

 Esfuerzo muscular estático o trabajo estático 

Este tipo de trabajo obliga a tener posturas fijas durante una cierta cantidad de tiempo, el músculo debe contraerse y mantener la contracción durante un tiempo variable. Habitualmente se adoptan posturas corporales incorrectas que a la larga producen lesiones en la espalda. 

Tipos de contracción muscular

 Contracción muscular isotónica: se da cuando determinadas demandas físicas como correr, andar, obligan a que el musculo se contraiga (acorte) y se estire (alargue) rítmicamente.

Contracción muscular isométrica: se da cuando el musculo se contrae y mantiene la contracción durante un tiempo variable. Es lo que ocurre cuando mantenemos una fuerza o una postura determinada.  

FACTORES DE RIESGO ERGONÓMICO 

Fatiga física 

La fatiga física o muscular consiste en la disminución de la capacidad física de la persona debido a una tensión muscular o bien a un esfuerzo excesivo del sistema musculoesquelético. Cuando la carga física supera la capacidad de la persona se llega a un estado de fatiga muscular, que se manifiesta como una sensación de cansancio y malestar, acompañada de una disminución del rendimiento.

Medidas preventivas:

  • Mejorar los métodos y medios de trabajo.
  • Reparto del tiempo de trabajo.
  • Tiempo de reposo, ritmo, etc.
  • Respetar los límites de peso manipulado, y utilizar las técnicas adecuadas en el manejo de cargas.
  • Evitar movimientos repetitivos.
  • Mejorar las posturas de trabajo, evitando estar mucho tiempo de pie o agachado, y adoptar una postura correcta al sentarse o al levantar peso.
  • Mejorar las condiciones y ambientes de trabajo.
  • Establecer medidas organizativas, como la rotación de puestos de trabajo, alternar tareas pesadas con otras más ligeras, etc.

Posturas forzadas 

Son posiciones de trabajo en la que el cuerpo deja de estar en una posición natural de confort para pasar a una posición forzada que genera, la producción de lesiones por sobrecarga. Al principio aparecen como molestias ligeras llegando a convertirse en lesiones crónicas.

Trabajo sentado 

Exige que el trabajador deba mantener la columna lo más erguida posible y frente al plano de trabajo lo más cerca de éste.Al realizar un trabajo que nos demanda estar mucho tiempo sentados es conveniente la utilización de sillas de cinco ruedas regulables tanto el respaldo como el asiento, en altura e inclinación, para que cada tipo de trabajador logre una comodidad que le permita realizar sus tareas de buena forma.

Medidas preventivas:

  • Sentarse en una posición recta y cerca de la mesa, la espalda debe estar contra el respaldo, las rodillas deben quedar dobladas y los pies en el suelo.
  • Cambiar de postura periódicamente, como realizar estiramientos y caminar un poco.
  • El trabajador debe tener a su alcance todo, para no estirar excesivamente los brazos ni girarse innecesariamente.

Trabajo de pie 

Este trabajo ocasiona una sobrecarga en los músculos principalmente de las piernas, los hombros y espalda. Para eliminar el cansancio es necesario alterar las posturas como pueden ser de movimiento o quedarse sentado.

Medidas preventivas:

  • Adaptar a la altura del plano de trabajo las dimensiones del individuo.
  • Mantenerse estirado y recto.
  • Pararse con los hombros hacia atrás, la cabeza arriba y la pelvis hacia adelante.
  • Evitar la inclinación del tronco.
  • Realizar pausas en el trabajo para cambiar de postura. 

Movimientos repetitivos 

Al realizar movimientos de forma continua durante un largo periodo de trabajo que implica la acción conjunta de los músculos, los huesos, las articulaciones y los nervios de una parte del cuerpo y provoca en esta misma zona: fatiga muscular, sobrecarga, dolor y en algunos casos lesión.

Medidas preventivas:

  • Realizar las tareas evitando posturas incómodas del cuerpo: mantener la mano alineada con el antebrazo, la espalda recta y los hombros que estén en posición de reposo.
  • Emplear las herramientas adecuadas para cada tipo de trabajo y conservarlas en buenas condiciones.
  • Efectuar reconocimientos médicos periódicos que faciliten la detección de posibles lesiones musculoesqueléticas.
  • Establecer pausas periódicas que permitan descansar y estirar el cuerpo.  

Manipulación de cargas 

Es cualquier operación en que se transporte, se sostenga, se levante, se coloque o se desplace una carga u objeto por parte de un trabajador. Es una tarea riesgosa ergonómicamente si no se realiza de manera adecuada.

Como manipular adecuadamente una carga

Estudiar el movimiento a realizar.

Estudiar la carga:

  • Peso de la carga.
  • Como agarrarla.
  • Ver si resbala.
  • Si el centro de gravedad se puede desplazar (líquidos).

Estudiar el trayecto:

  • Que no haya obstáculos ni desniveles.
  • Que haya suficiente espacio.

Levantar la carga en la posición correcta. 

  • Colocarse lo más cerca posible a la carga.
  • Posicionar correctamente la columna vertebral.
  • Asegurar un buen apoyo de los pies.
  • Levantar la carga por extensión de las piernas manteniendo derecha la espalda.
  • Evitar los giros. 

Llevar la carga en la forma adecuada. 

  • Mantener la espalda recta.
  • Asegurarse una completa visualización.
  • Llevar la carga equilibrada. 

Economizar los esfuerzos.

  • Llevar la carga lo más cercana al cuerpo.
  • Mantener los brazos estirados y rígidos.

0 comentarios en «CARGA FÍSICA EN EL TRABAJO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *