26 febrero, 2024

Cerro Macho Uritorco
Se encuentra ubicado a una altura de 1.979 m.s.n.m. Y su cumbre presenta la máxima elevación de las sierras Chicas de la provincia de Córdoba.
Desde hace largos años, el Uritorco se ha convertido en un gran atractivo para muchísimas personas de todo el mundo, que estimuladas por las leyendas e historias que envuelven el Cerro, se ven motivadas en realizar importantes viajes tan solo para tener la oportunidad de recorrer su camino y contemplar el paisaje serrano desde su mítica cumbre.Se puede ascender de día y de noche, pernoctar en el refugio ubicado en la mitad del recorrido del cerro para poder contemplar los atardeceres o amaneceres. También se puede disfrutar de su flora y fauna.

 

Mi experiencia en el Cerro 
En un fin de semana me decidí y me fui a Córdoba, más precisamente fui a Carlos Paz pero con la idea fija de conocer al Uritorco.
Estando en Carlos Paz, averigüe como llegar hasta el destino deseado. Al otro día madrugué e hice el viaje tan esperado que duro dos horas hasta llegar a Capilla del Monte, un lugar bellísimo y tranquilo. De ahí tomé un taxi que me alcanzó hasta la entrada del cerro.
Allí mismo lleno un formulario con mis datos, haciéndome responsable de lo que pudiera pasarme y abono, claro porque un extranjero compró el lugar y hay que abonar $ 250 para poder subir y conocer un pedazo de nuestra propia Argentina.
Al comenzar mi caminata de tanta adrenalina que tenia, mi corazón no daba más y me tuve que detener y descansar al poco tiempo de comenzarla. Una vez que logré estabilizarme seguí el recorrido que con el menor descanso posible que pude tomarme, me llevó llegar a la cima 3.20 horas.
Al llegar, las quemaduras de sol( cosa por la cual no fui preparada), el hambre y el cansancio se me olvidaron. Automáticamente la paz y felicidad se adueñaron de mí.
Lo bello que es ese lugar, es inexplicable la sensación de tranquilidad que se siente ahí.
Una experiencia única. No hay palabra mejor para describir lo que transmite el Uritorco: paz.
Ese día pase por un cielo soleado, de golpe nublado, al rato lloviznaba, hacia calor y en la cima frío. Las nubes de golpe nos cubrían y no veíamos nada a todos los que estábamos allí, era mágico.
Después de estar una hora allí no me quedaba otra que descender, pero yo feliz con haber cumplido mi meta de ir y hacerlo solita. Bajar me llevo 2.30 horas.

No importa lo que me costó subir, yo quiero volver y ver el amanecer. Para todo amante de la naturaleza es altamente recomendable. Llegar allí, te renueva, te da armonía.