20 mayo, 2024

El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias,

Lo más importante al graficar los diferentes ítems que van a marcar cada momento del evento, es el dinamismo con el que se va a pensar la presentación.

Es primordial tener en cuenta qué tipo de evento es, (cumpleaños de 15, casamiento, cumpleaños infantil, cumpleaños de 40, cumpleaños de 80) la cantidad de personas y las edades, esto nos va a dar un perfil general ya que lo que vaya a suceder en la noche debe ser teniendo en cuenta a todos, y también va a determinar la duración  de las tandas y del evento en sí.

Establecer el detalle de los horarios es un trabajo que se realiza junto al organizador de eventos, el servicio de catering y el Dj.

El timing tiene que tener la mayor cantidad de información posible sobre todas las actividades que van a suceder en el transcurso de la jornada, es una herramienta de trabajo que cada proveedor va a utilizar para guiar el desarrollo de sus tareas individuales, para lograr el éxito grupal.

En cuanto a los horarios y las actividades no dudar en  hacer modificaciones a los “horarios tradicionales” ya que no todos los eventos son iguales.

En  próximas presentaciones veremos en detalle qué pasa con las tradiciones en las fiestas sociales, sobre todo en cumpleaños de 15 y casamientos, pero es importante tener en cuenta que  todo evoluciona, hay muchas cosas que ya no se usan, o que pueden ser dejadas de lado, si no van con el perfil de la/los homenajeada/dos.

Es por eso que los timings se determinan específicamente para cada evento, y se modifican como sea necesario, no hay una única manera de armarlo y la ubicación de los ítems va a depender de cada fiesta.

Por ejemplo: Si tenemos un solo show contratado, no es obligatorio que esté en la última tanda de baile, es preferible colocarlo en un horario central para darle una inyección a la fiesta y mantenerla siempre “arriba”.

La ventaja de tener un timing bien armado, se va a notar sobre todo al finalizar el evento y ver si cada actividad cumplió su tiempo o si hubo alguna modificación, si el público percibió o no los cambios, si el evento terminó a horario.

 

En síntesis, el correcto armado del timing marca la diferencia entre un evento organizado y uno a la deriva.

 

Paula Anache

ph: PhotoRec

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *