3 marzo, 2024

Elementos de protección para los oídos

El ruido en el lugar de trabajo es un riesgo que se puede controlar con medios de ingeniería. Sin embargo, como esto no siempre es posible, se requiere del uso de protección auditiva.
En aquellos ambientes de trabajo donde se encuentra un ruido por encima de 85 decibeles, se requiere que los trabajadores usen permanentemente protección con el fin de prevenir los riesgos para los oídos.
Existen diversos tipos de protección auditiva, que se clasifican según la labor desempeñada por el trabajador y el nivel del ruido al que está expuesto:

Orejeras: Tiene almohadillas que cubren la totalidad del pabellón auricular. Estas almohadillas están hechas de un material esponjoso o material relleno líquido. Recomendaciones: Lave las almohadillas luego de usarlas por un largo período de tiempo, ellas se deben reemplazar cuando endurezcan, deben ajustarse muy bien a las orejas, guárdelas en un lugar seguro.

Moldeados: Usualmente de silicona, son fabricados sobre medida de acuerdo con la forma del pabellón auricular y el conducto auditivo.
Recomendaciones: Deben ajustarse al oído de una manera precisa, es un elemento personal y deben se fabricados por un experto.

Tapones desechables: Se colocan dentro de conducto auditivo externo, evitando que el ruido llegue al oído interno.
Recomendaciones: Antes de usarlos, lávese las manos y revíselos para verificar que está completamente limpios, nunca preste los tapones y no les quiebre las puntas. Para comprobar su funcionamiento: si luego de insertados en el oído, usted escucha su voz más fuerte, los tapones están correctamente puestos.

La exposición al ruido puede provocar alteraciones de la salud, en particular pérdidas auditivas y riesgos de accidente. Además tendremos una serie de riesgos derivados del equipo y de la utilización del mismo.

Los protectores auditivos deberán llevarse mientras dure la exposición al ruido. Retirar el protector, siquiera durante un corto espacio de tiempo, reduce seriamente la protección.

 

 

 

USO Y MANTENIMIENTO DE LOS PROTECTORES AUDITIVOS.

 

El correcto uso y mantenimiento es fundamental para que el protector sea eficaz. Todas las instrucciones de uso así como las limitaciones se recogen siempre en el folleto informativo del fabricante que acompaña a todos los equipos.

Algunas indicaciones prácticas de interés en los aspectos de uso y mantenimiento son:

 

  • Las normas de utilización aplicables a cada protector han de consultarse en el manual de instrucciones que proporciona el fabricante.
  • Los tapones desechables han de tirarse después de cada utilización.

 

  • Si son reutilizables, normalmente basta con limpiarlos con agua y jabón y guardarlos en la caja que proporciona el fabricante hasta el siguiente uso; se desecharán cuando se vean dañados o cuando permanezca suciedad incluso después de limpiarlos.

 

  • Los tapones deben reajustarse si durante el uso y debido al movimiento se desajustan. Antes de ajustarlos, comprobar que se encuentran en buen estado.

 

  • En el caso de las orejeras ha de colocarse los auriculares de forma que cubran completamente los pabellones auditivos. Es importante retirar el cabello hacia atrás de forma que no quede debajo de las almohadillas y asegurar que éstas se ajustan totalmente a la cabeza sin que se interponga ningún objeto como, por ejemplo, patillas de gafas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *