21 febrero, 2024

El derecho a la vida es uno de los derechos que se tiene cuando se es parte de este mundo pero, cuándo se comienza a utilizar este derecho, cuál es el momento exacto donde es válido este derecho, es una de las cuestiones que se sigue debatiendo. En algunos países, como Corea del Sur, por ejemplo, la edad comienza a contarse desde la fecundación del óvulo que es germinado el feto, por eso, una persona que acá tiene 30 años, en Corea tiene 31 años; de hecho, las madres ya le ponen nombre al feto. Éstas y otras cuestiones nos hacen pensar en el tiempo que se considera la vida para saber si se está teniendo ya, el derecho a vivir.

El derecho a la vida, desde siempre ha sido bastamente reconocido y protegido por la legislación de todo orden. En nuestro país, el reconocimiento y protección tiene rango constitucional, no se puede desconocer por dicha vía el reconocimiento del derecho a la vida. El artículo 4, el derecho a la vida, nos menciona que toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Éste derecho está protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.

El Derecho a la vida, es el derecho humano básico, porque su reconocimiento viabiliza todos los demás derechos. La vida es esencial a la persona humana, de modo que no es posible imaginar a ésta, desprovista de aquel atributo. El derecho a la vida, exige que nadie pueda ser privado de ella arbitrariamente porque, de ser así, constituiría la privación de la existencia misma de la persona y de sus posibilidades de acceder al resto de las condiciones que la hacen plenamente humana.

El cuestionamiento surge a qué nos referimos con la concepción. Científicamente, la concepción es la fecundación, la fusión de dos células sexuales o gametos en el curso de la reproducción sexual, teniendo en cuenta al ser originado a partir de la fecundación, denominado feto. El feto es un vertebrado vivíparo en desarrollo, el cual transcurre desde el momento en que se ha completado la etapa embrionaria hasta antes de que se produzca el nacimiento, convirtiéndose en un neonato. . En el ser humano el cambio de embrión a feto se produce aproximadamente a las seis semanas de gestación (ocho semanas desde la fecundación). En esta etapa ya el feto ha pasado la etapa embrionaria, de formación de nuevos órganos y sistemas, y pasa a fortalecerlos, progresando en su crecimiento y desarrollo. Las células madre, que en la etapa embrionaria se dividieron en tres capas, comienzan el proceso de creación de la masa encefálica, el corazón y los pulmones, también se van formando las cavidades auditivas, para finalmente formar las extremidades y los músculos y órganos restantes. Alegando este concepto, no habría duda con respecto a la idea que el derecho a la vida empieza a tener vigencia.

Indiscutiblemente el derecho a la vida es uno de los derechos necesarios de todo ser humano siendo, este derecho, el de mayor dimensión dentro de los personalísimos porque reconoce y procura brindar protección a la vida. Qué es la VIDA, entonces. Se puede definir como la fuerza sustancial proveniente de Dios o de la naturaleza que impulsa el obrar del ser humano. Otra definición sería la vida como el estado entre el nacimiento y la muerte. Éste último concepto nos lleva a cuestionarnos si antes del nacimiento hay o no VIDA. El simple hecho de escuchar latir el corazón de un feto dentro del vientre de una madre ya le da a ella la idea de que no tiene que esperar su nacimiento para saber que hay VIDA dentro de sí. Por esta y otras razones, referidas a la relación entre el progenitor y la progenie o descendencia, nos deja en duda del concepto vago de pensar que sólo hay vida después del nacimiento. Llegamos a la conclusión, entonces, de que si no se tiene la certeza de  que hay vida después de la VIDA no se puede privar a ningún ser humano su derecho a VIVIR.