23 junio, 2024

Un ambiente de trabajo saludable reduce el desarrollo de trastornos mentales y el ausentismo.

La depresión afecta actualmente a 300 millones de personas en el mundo y es la primera causa de discapacidad.

Gestionar los riesgos psicosociales y promocionar la salud mental son dos de los retos más importantes a la hora de alcanzar una empresa saludable. Los trastornos mentales son una de las principales causas de incapacidad laboral en países desarrollados y según un estudio realizado por la Asociación Europea para la Depresión (EDA), 1 de cada 10 empleados se había ausentado del trabajo por sufrir depresión.

“En nuestra sociedad aún existen prejuicios acerca de lo que puede representar la depresión lo que provoca que muchos casos no se diagnostiquen ni reciban un tratamiento adecuado y se estigmatice, además, a las personas que la padecen. Entre todos debemos contribuir a crear una cultura que entienda que la mayoría de las enfermedades mentales que existen en la población trabajadora son tratables y en muchos casos pueden prevenirse” apunta Marta Luz Blanco, directora técnica de la Unidad de Psicología de Mutua Universal. “En este sentido, cobra especial importancia el papel de las empresas en la prevención y cuidado de la salud mental de los trabajadores a través de la promoción de ambientes de trabajo saludables”, añade Blanco.

Según datos de Mutua Universal, extraídos a partir del análisis de casos entre población de trabajadores protegidos, la depresión, la ansiedad y los problemas de adaptación son los trastornos con más consumo de días de baja laboral después de la ciática y la lumbalgia.

La Mutua señala que “en lo que respecta al ámbito laboral hay que dar un paso adelante y con una visión integral: por un lado, hay que gestionar los riesgos psicosociales para mejorar el nivel de estrés en los trabajadores; y de forma complementaria, promocionar la salud mental, a través de la interiorización y el aprendizaje de recursos que ayuden a saber manejar las tensiones del día a día. Se trataría de entender y enfocar la promoción de la salud mental en la empresa como fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz colectivo”.

Por último, cabe destacar que debido a los nuevos sistemas productivos que requieren un menor esfuerzo físico y por lo contrario un mayor nivel de atención, control y memorización, es de vital importancia la concientización empresarial para el cuidado de la salud mental de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *