18 mayo, 2024

Brasil está en crisis. Como modo de entender el impacto posible puede constatarse lo ocurrido en los últimos dos años consecutivos de alto decrecimiento de Brasil (entre -3,5% y -4% en 2015 y 2016). Y para Argentina la relevancia principal es comercial porque es su principal mercado en el mundo. Argentina exportó en 2016 a Brasil US$ 9.027 millones.

Lo más probable en el plano económico es que un encarecimiento del valor del dólar, una eventual suba de la tasa de interés, un nuevo enfriamiento de la economía, un posible recrudecimiento de la crisis social, la reducción de la demanda local, un diferimiento de decisiones varias de los actores económicos, una mayor dificultad para logar armonía política básica y una reversión de los flujos de capital, en plena volatilidad por un escenario de alta incertidumbre y aleatoriedad, sean todas consecuencias inmediatas del actual situación en el mayor país de Sudamérica.

Ya últimamente, como consecuencia  de las desventuras de la economía brasileña, las exportaciones argentinas están en descenso hacia Brasil. En particular, la crisis social, económica y política reciente en Brasil ha generado que mientras las exportaciones de Argentina a todo el mundo (desde 2014) cayeron US$ 10.599 millones, las exportaciones a Brasil en ese periodo descendieron en US$ 4.847 millones, lo que implica que solo Brasil explico el 45% de la caída de las exportaciones argentinas desde que se inició lo peor de la crisis en Brasil.

Las exportaciones argentinas a Brasil han descendido 48% desde el récord alcanzado en 2013, justo poco antes de que comenzó la crisis. Y ese descenso ha arrastrado hacia a abajo las exportaciones argentinas totales.

Las exportaciones totales argentinas cayeron desde el máximo récord alcanzado en 2011 un 31% mientras las exportaciones a Brasil cayeron 48%. Y otra muestra del impacto es el hecho de que ya en 2016, las exportaciones a Brasil descendieron US$ 1.066 millones mientras las exportaciones totales argentinas crecieron US$ 1.750 millones, sin computar el mal resultado en Brasil las exportaciones argentinas crecieron 5% mientras el resultado computando Brasil es de crecimiento de 1,7%.

El impacto más grave ya ocurre en la industria (y se agravara si la crisis se extiende) lo que esta exhibido en el hecho de que de los US$ 17.762 millones de exportaciones de manufacturas industriales argentinas en 2016, la suma de US$ 7.237 millones (la enrome mayoría) fue a Mercosur. Y de ellas, casi US$ 6.000 millones (US$ 5.964 millones) fueron a Brasil. Eso es lo que está en mayor riesgo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *