16 junio, 2024

El maltrato animal comprende una gama de comportamientos que causan dolor innecesario, sufrimiento o estrés animal, que van desde la negligencia en los cuidados básicos hasta el asesinato malicioso e intencional. El mencionado abuso es un problema social de grandes dimensiones que no solo afecta a aquellos animales victimas de esa violencia sino a todos los miembros de nuestra sociedad.

¿Sabía usted que la crueldad hacia los animales y la violencia humana tiene una relación directa? Que el niño que golpea o tortura un animal podría crecer y herir y hasta matar un ser humano. Que el padre que le mete una patada al perro podría estar golpeando a su esposa e hijos. Que el niño que lastima un animal posiblemente ya es testigo de actos de violencia en su familia.

Casi todos los niños atraviesan una etapa de crueldad “inocente” en la cual pueden lastimas insectos u otros animales pequeños en el proceso de explorar el mundo y descubrir sus habilidades. La mayoría de los niños sin embargo, con la guía adecuada de sus padres o tutor, se tornan sensibles al hecho de que los animales pueden sentir dolor y sufrir. Algunos sin embargo, parecen quedase encerrados en un patrón de crueldad que generalmente va escalando con la edad y se manifiesta en la adultez en la forma de violencia hacia las personas.

En caso de crueldad intencional, las ofensas más comunes incluyendo balear, pegar, patear, acuchillar, tirar, quemar, ahogar, colgar, envenenar, o mutilar, los animales que más sufren de estos maltratos son los perros y gatos. Tristemente, la violencia de estos criminales nunca es notada hasta que afecta a un humano.

Otros casos de abusos animales

Finalidades científicas

Un animal en un laboratorio es un ser sano que se le provocan enfermedades para ser sometido a intervenciones. En laboratorios cosméticos se lleva a cabo la prueba de draize, la cual consiste en probar cosméticos, detergentes y blanqueadores de ropa entre otros para medir los grados de irritación. Algunos de los animales que se emplean para estos fines son primates, conejos, ratones, hámster, aves, perros y gatos.

Ley 14346 malos tratos y actos de crueldad a los animales.

ART 2. Serán considerados como actos de mal trato:

  1. estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos.

 

 

Caza de animales como deporte

La caza deportiva es denominada como placer o “deporte”. Se ha transformado en un enorme negocio, como también la gran demanda de pieles finas, son la causa por la que mueren millones de animales por año.

Ley 14346 ART 3. Serán considerados actos de mal trato:

  1. lastimar, arrollar, cazar animales intencionalmente, causándoles tortura o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad.

 

Con finalidades crueles

En los circos: elefantes, tigres, rinocerontes, cebras, chimpancés, osos etc., mueren a causa del agotamiento, malos tratos, y mala alimentación que sufren  por ser sometidos y convertidos en marionetas para el entretenimiento humano.

Ley 14346 malos tratos y actos de crueldad a los animales.

ART 2. Serán considerados actos de mal trato:

  1. No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos. 2. Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de siempre estimulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas; 3. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionales descanso adecuado; 4. Emplearlos en el trabajo cuando no se hallan en estado físico adecuado

Pelea de gallos: les añaden espuelas de acero y a menudo mueren miles de gallos.

Corrida de toros: una persona a caballo encaja una garrocha en el lomo del toro, después trata de darle muerte con un estoque (espada) en la espina dorsal.

Pelea de perros: perros entrenados con deseo de matar pelean hasta el cansancio para satisfacer a sus dueños.

Ley 14346 malos tratos y actos de crueldad a los animales.

ART 3. Serán considerados actos de crueldad:

  1. realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas, y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales.

Hoy por suerte ya no hablamos de carrera de galgos.  El pasado 17 de noviembre del 2016, después de una extensa jornada en la cámara de diputados de la nación, los parlamentarios definieron un paquete de leyes a favor de la protección animal. Con 132 votos positivos, 17 negativos y 32 abstenciones, resulto ser un hecho la prohibición de las carreras de perros de cualquier raza en el territorio de la República Argentina, el triunfo lo tuvieron las organizaciones proteccionistas de animales.

El proyecto de ley castiga con penas de hasta 4 años de cárcel y multas de 80.000 pesos a quien realice, promueva u organice esa actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *