21 junio, 2024

El estrés laboral es un tipo de estrés el cual provoca accidentes en el trabajo y enfermedades, tanto físicas como psicológicas, también pueden causar enfermedades profesionales (son aquellas en la cual el empleado se lesiona repetitivamente de la misma dolencia).

Este tipo de estrés se produce, en la mayoría de los casos, como consecuencia  de factores psicosociales negativos, consideramos como tales a:

  • Fatiga o cansancio: El empleado puede arrastrar un cansancio o fatiga laboral o particular.
  • Trabajos difíciles : El empleado se sobre exige tanto física como psicológicamente
  • Monotonía: El hacer siempre la misma actividad durante prolongadas horas, puede causar estrés laboral.
  • Jornadas Prolongadas de trabajo: nuestra concentración disminuye tras el paso de las horas laborales, lo que puede llegar a causar estrés, derivando en un accidente o una enfermedad.
  • Innovación de la tecnología: los empleados corren el riesgo de perder el empleo y ser reemplazados por una máquina, además, deben aprender en cortos plazos de que manera utilizarla.
  • Falta de participación en tomas de decisiones: El empleado se siente menos preciado por la empresa al ver que, por ejemplo, su opinión por mejorar  un proceso o cambiarlo, no tiene validez alguna.
  • Reducción de puestos de trabajo: El empleado se estresa al saber que existen altas posibilidades de perder el empleo y no saber cómo confrontar el futuro.
  • Supervisión inadecuada: Es cuando, al empleado, los supervisores o gerentes los presionan demasiado y de mala forma, entonces el empleado comienza a estresarse evolutivamente.
  • Problemas de comunicación: Cuando a un empleado, le dan una orden de acción y este lo interpreta de forma errónea provocando un mal accionar, contraria a la orden dada, deriva en estrés por provocar, probablemente, un grave error.
  • Conflictos laborales: Sucede cuando un empleado o grupo de empleados tienen un conflicto laboral entre ellos por alguna acción echa en la empresa, lo que conlleva a un mal ámbito laboral, provocando estrés.
  • Clima laboral entre empleados: Cuando los empleados tienen malas relaciones entre ellos, provoca, al igual que el conflicto laboral, un mal ámbito laboral el cual deriva en estrés.
  • Procesos de cambios en la empresa: Puede causar estrés laboral en cualquier empleado por que éste debe amoldarse a los cambios que se le propongan, este cambio de procesos puede causar un malestar que derive en estrés.
  • Ascenso de un trabajador: el cambio de puestos conlleva a muchas mas responsabilidades, tanto a nivel administrativo como la responsabilidad con sus empleados a cargo. Es muy satisfactorio el ascenso laboral, pero a la vez muy estresante.

 

A MODO DE CONCLUSION

 

El aumento del estrés puede llevar a conductas dañinas como fumar  y comer para combatir la ansiedad, mala  alimentación, inactividad y consumo de alcohol. La práctica de estas conductas puede dar como resultado problemas graves de salud a largo plazo.

Para poder controlar el estrés laboral, se recomienda que los empleadores contraten a un profesional de la higiene y seguridad y los capaciten con los siguientes ítems:

 

  • Conocerse a sí mismo:Conozca su tipo de estrés y las causas del mismo. El estrés se manifiesta de diferentes maneras como la dificultad para concentrarse o tomar decisiones, enojo, irritabilidad o pérdida del control, dolores de cabeza, tensión muscular o falta de energía.
  • Manejo tecnológico:La tecnología de las comunicaciones le ayuda a llegar hasta niveles de productividad muy altos, pero también consume parte del tiempo que le dedica a su familia, a la cena y hasta a sus vacaciones. Establezca reglas como desconectar el teléfono celular (laboral) al llegar a casa, o determinar ciertos horarios para responder llamadas. Comuníqueles estas reglas a los demás para que no haya conflictos y todos sepan a qué hora pueden llamarlo
  • Crear una lista de asuntos pendientes:Si pensas constantemente en todo lo que te falta por hacer, debe aclararse la mente y póngalo todo por escrito, creando una lista de tareas. Con esto no sólo reducirá los riesgos de olvido, sino que también podrá concentrarse mejor en el trabajo que está realizando.
  • Tomar recesos breves: Dedicar uno o dos minutos periódicamente a pararse, estirarse, respirar y librarse de la tensión acumulada. Los recesos breves entre tareas puede ser particularmente efectivo, le ayuda a sentir que ha terminado un trabajo antes de pasar al próximo. Tómese además un receso de 10 a 15 minutos al cabo de algunas horas para recargar energías.
  • Buscar formas saludables de controlar el estrés:sustituya la forma de combatir poco saludable como consumir alimentos poco sano, fumar o beber alcohol por conductas saludables como ejercitar, meditar o hablar con amigos y familiares. Las conductas dañinas, con el paso del tiempo empeoran su salud. Y recuerde que algunas son extremadamente difíciles de cambiar y pudieran necesitar la ayuda de un profesional.
  • Cuidarse a sí mismo:Coma adecuadamente, duerma lo necesario, beba agua, 2 litros diarios como mínimo, y practique actividades físicas. Incremente su salud mental y corporal con actividades como el yoga, las caminatas, ir a un gimnasio o practicar deportes. Además, tome vacaciones regularmente, dedíquese tiempo, incluso para hacer cosas tan simples como leer un buen libro, escuchar su música favorita.
  • Pedir apoyo profesional:Aceptar ayuda de sus amigos y familiares puede perfeccionar su capacidad para controlar el estrés. Probablemente su empleador cuente con recursos disponibles destinados a ese propósito. Si sigue con estrés laboral, sería conveniente consultar con un psicólogo, quien podrá ayudarlo a controlarse y a cambiar las conductas que dañen su salud.

Alumno: Ezequiel Bagnato
Curso: T.S. Higiene y Seguridad Laboral -1º

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *