20 mayo, 2024

Un conflicto laboral es disputa de derecho o  de interés que se suscita entre empleadores y empleados. La negociación para procurar la solución de los conflictos laborales se lleva a cabo entre los representantes sindicales o unitarios de los trabajadores y los empresarios o sus representantes.

Cuando las condiciones de trabajo se deterioran, en el seno de la empresa puede desencadenarse un conflicto de trabajo o conflicto laboral. Según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), la conflictividad laboral puede medirse por el  número de huelgas y cierres patronales. Los conflictos laborales son de naturaleza distinta en función de las condiciones laborales que se hayan deteriorado.

TIPOS DE CONFLICTOS

Un conflicto laboral lo puede iniciar un único trabajador frente a su empleador si considera que una o varias de las condiciones de trabajo en la que desarrolla su tarea le está resultando perjudicial. Es el denominado conflicto individual.

Si el conflicto afecta a un grupo de trabajadores individualmente considerados nos encontramos frente a un conflicto plural.

Cuando el conflicto afecta a un grupo genérico de trabajadores, a pesar de que con posterioridad quepa la determinación individual, estamos ante un conflicto colectivo.

También podemos distinguir estos tipos de conflictos:

  • Conflicto gremial como consecuencia de alguna problemática que afecte al sector al que pertenece la empresa.
  • Conflicto proveniente de procesos sociológicos (discriminación de género, demanda de conciliación del trabajo y la vida privada, diversidad cultural y discriminación étnica..) o psico-sociales (acoso laboral o sexual en el trabajo)
  • Conflicto de carácter político, si se plantea como consecuencia de determinados actos o leyes que realicen las autoridades gubernamentales que afectan a algún colectivo de trabadores.
  • Conflicto de solidaridad. Cuando se plantea como respuesta a un perjuicio sufrido por otro colectivo distinta al que exterioriza el conflicto.
  • Conflicto improductivo: son perjudiciales para las personas y para las organizaciones
  • Conflicto productivo: se pueden obtener beneficios de su resolución, como puede ser estimular el interés, aumentar la cohesión del grupo, aumentar la motivación hacia una tarea, favorece la auto critica, mejor la motivación por aprender, etc.

CARACTERISTICAS QUE TIENEN LOS CONFLICTOS

Las principales características de un conflicto laboral son:

  • Son inevitables es algo normal y asociado a la propia vida de las personas
  • Son potencialmente peligrosos, ya que pueden desembocar en graves problemas
  • Pueden ser necesarios, ya que pueden favorecer en el crecimiento de persona y organizaciones

Los conflictos laborales se engloban dentro de la categoría de los problemas, pero estos últimos son más objetivables, más concretos y generalizables. Todos los conflictos son problemas, pero no todos los problemas son conflictos.

 

COMO GESTIONAR UN CONFLICTO

Para comenzar y aunque sea una obviedad, hay que decir que no es sencillo, ya que en los conflictos laborales median muchos factores, que en ocasiones están ocultos para la otra parte o para aquel que asume el papel de moderador.

 

Lo básico para gestionar un conflicto laboral es sentarse a realizar un análisis exhaustivo del mismo; de ello deberemos obtener como mínimo la siguiente información. Si el conflicto es operativo, es decir, por alguna tarea concreta, o si es personal con lo que su resolución es aún peor.

Quienes son los protagonista de dichos conflictos, tanto las personas que interviene directa como indirectamente en el conflicto.

 

A partir de aquí, podemos, si queremos podemos tomar el papel de moderadores, buscar más información, como el poder que tienen ambas partes en la propia organización, las emociones y sentimientos implicados en el conflicto, la percepción del problema que tiene cada protagonista, los estilos de afrontamiento que utiliza ante esta situación, etc.

Una de las mejores formas de gestionar un conflicto laboral, y en general en nuestra vida diaria, es a través de la mediación. Método en el que profundizaremos en próximos artículos, con el fin de daros pista de cómo realizarlo correctamente.

 

 

 

PARA CONCLUIR

Las personas asumimos que, concierta periodicidad, se den conflictos en nuestra vida. Pero en el peor de los casos se configura cuando vivimos o trabajamos en un ambiente conflictivo.

El conflicto laboral puede entenderse como la imposibilidad de que dos posturas consigan sus objetivos de forma simultánea, porque son opuestas o porque persiguen lo mismo a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *