15 junio, 2024

 

Alpargatas se desprendió de la firma de indumentaria en Brasil y del 20% del negocio en el país: el grupo Sforza es el comprador.

La empresa Alpargatas, controlada por el grupo Camargo Corrêa, anunció que llegó a un acuerdo para desprenderse de sus principales marcas deportivas. El comprador es otra empresa de capitales brasileños, el grupo Sforza, y la operación incluye el traspaso del 100% de las acciones de la marca Topper en Brasil y el 20% de Argentina. El acuerdo prevé el pago total de 48 millones de reales (12,5 millones de dólares) y la creación de una nueva empresa en la Argentina, bautizada provisionalmente NewCo Argentina, que agrupará todos los negocios con la marca Topper en el mundo, con la excepción de Brasil, Estados Unidos y China. En esta nueva sociedad, Alpargatas conservará el 80% de las acciones, mientras que el otro 20% quedará en manos de Sforza. En tanto, trascendió que el negocio no prevé la venta de las fábricas ni de la línea de producción y distribución, pero Alpargatas se comprometió a continuar produciendo el calzado de marca Topper en Brasil por los próximos dos años bajo encomienda del nuevo propietario.

Esta última empresa además se quedara con una licencia para explotar la marca Topper en China y Estados Unidos por un periodo de 15 años. Los compradores se comprometieron a pagarle a Alpargatas, además de los 48 millones de reales, un valor que aún será calculado sobre los resultados operativos de Topper en la Argentina este año. El grupo Sforza pertenece al empresario brasileño Carlos Wizard Martins y en la actualidad cuenta con inversiones en los rubros de las propiedades, las finanzas y el comercio minorista.

Detrás de la venta de su marca deportiva se encuentra la necesidad de Camargo Corrêa de reorganizar todos sus negocios tras el impacto que significaron para el poderoso “holding” las denuncias por su participación en el escándalo de corrupción de Petrobras. “La venta permitirá al grupo concentrarse en sus negocios más estratégicos, reduciendo la necesidad de inversiones industriales y acomodar los gastos administrativos” explico Camargo Correa.

Topper nació en 1975 como una marca 100% argentina, y el nombre  surgió del apodo que tenía el perro del entonces presidente de Alpargatas, Eduardo Oxenford. La marca estuvo estrechamente ligada al desarrollo del deporte argentino, acompañando las carreras de los tenistas Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini, aquí la marca ingresa fuertemente al mundo del deporte, y a la Generación Dorada de básquet ganadora de la medalla de oro en Atenas 2004. También es una de las pocas marcas que en algún momento vistieron a los 5 grandes del futbol argentino, (River Plate, Boca Juniors, Independiente, Racing club y San Lorenzo) «De todas las marcas deportivas que tuvo la Argentina, Topper fue las que más lejos llegó», aseguró Eugenio Palópoli, director de arteysport.com y autor del libro La historia de las marcas deportivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *